'El despertar' de la empresa sostenible

Carmen Ansótegui
-

Font Vella y Lanjarón se convierten en las primeras marcas de agua mineral del mercado europeo en obtener el distintivo BCorp

'El despertar' de la empresa sostenible - Foto: JUAN LAZARO

La empresa tradicional siempre ha buscado el beneficio del accionista, pero la crisis social y medioambiental que se vive a nivel mundial fuerza un cambio hacia un modelo de negocio que persiga también la sostenibilidad. Todavía queda mucho trabajo por hacer para implicar a las compañías españolas en esta transformación pero, lo cierto, es que en los últimos meses se ha producido un “despertar”.

Así lo asegura Pablo Sánchez, director ejecutivo de B Lab España, una fundación que promueve el denominado movimiento BCorp. Se trata de un reconocimiento a las empresas que cumplen con elevados estándares de compromiso social y medioambiental. Hasta 55.000 compañías han intentado pasar este examen, pero tan sólo 3.000 lo han logrado y 70 de ellas tienen sede en nuestro país. Las últimas en recibir el distintivo en España han sido Lanjarón y Font Vella, ambas pertenecientes al grupo Danone.

El reconocimiento se hacía público esta mañana en un acto en Madrid, en el que se ha anunciado además, que las dos marcas de agua mineral se comprometen a lograr el objetivo de “cero emisiones” de CO2 para 2030. Se trata de una de las iniciativas que llevan a cabo para proteger el ecosistema y mantener así la pureza del agua en origen. No en vano, también trabajan en un proyecto con el que custodian las áreas de Sigüenza (Guadalajara) y San Hilari (Girona), de las que proviene el agua de Font Vella, para preservar el ciclo natural del agua y favorecer la biodiversidad de los terrenos cercanos a los manantiales.

Desde BCorp destacan también su “compromiso con la circularidad”, y es que en pocos años todos sus envases estarán elaborados con material 100por ciento reciclado y podrán además tener una segunda vida en el mercado. François Xavier Lacroix, director general de Font Vella y Lanjarón de Aguas Danone, reconoce que la compañía está “en el ojo de la tormenta” por trabajar un producto que se comercializa en botella de plástico. Sin embargo, insiste en que el plástico puede ser un material “verde” si se consigue una economía circular plena, porque al ser liviano permite ser transportado con un menor consumo de energía en comparación con otros materiales. Por ello, asegura que logrado este objetivo, “estaremos en una economía 100 por ciento sostenible”.

Por otra parte, el movimiento BCorp busca también que las empresas fomenten un modelo de negocio inclusivo. Desde Font Vella y Lanjarón aseguran que están comprometidos con la inclusión y la diversidad y que buscan implicar en esta transformación a sus proveedores, empleados y a toda organización que trabaja con ellos. En este sentido, promueven el voluntariado o garantizan el acceso a puestos de responsabilidad a cualquier persona sin que incidan en la decisión cuestiones de sexo o procedencia.

Desde BCorp insisten en que este cambio es necesario, que lo demanda la sociedad y la naturaleza y consideran que es importante que empresas del tamaño de Danone den este tipo de pasos, porque entienden que así, ayudan a que más gente decida sumarse a este movimiento sostenible.