Un gravamen con poca repercusión

L.B e Ical
-

Los aranceles de Trump apenas afectarían a Palencia, que este año solo ha vendido 7.220 euros en productos lácteos a EE.UU

La guerra comercial que están librando China y Estados Unidos ya ha dejado en el camino efectos colaterales, y el presidente estadounidense, Donald Trump, ha ido más allá y también se ha propuesto gravar con un 25 por ciento algunos productos que afectan especialmente a la economía española.
A partir del próximo 18 de octubre subirán los precios de los aranceles a productos typical Spanish como el vino, el aceite, el queso, los moluscos y la carne de cerdo, y teniendo en cuenta que España exporta a Estados Unidos más de 1.728 millones de euros en alimentos y bebidas, el sector se teme perdidas notables en sus cuentas anuales.
El caso de la provincia es totalmente diferente, puesto que los productos alimentarios que se elaboran en la provincia apenas se comercializan en el país americano. De hecho, solo los productos lácteos palentinos podrían verse afectados por la subida de los aranceles y en los siete primeros meses del año solo se han comercializado 880 kilos de esta mercancía, por valor de 7.220 euros en ocho operaciones.
Durante los años anteriores las cifras han sido todavía mas bajas. En 2018 solo se hicieron dos envíos de productos lácteos palentinos a Estados Unidos. Concretamente en julio se facturaron 1.000 euros en ventas y en octubre, 3.190. En 2017 las relaciones fueron algo más estrechas, puesto que se vendieron productos de este tipo por valor de 196.000 euros en siete operaciones y por un peso total de 54.000 kilos.
Peor para la región. En Castilla y León, la situación es muy distinta a la palentina. Los aranceles planteados por Trump ponen en riesgo más de 27 millones de euros en exportaciones y el sector más perjudicado es el del vino. Entre enero y julio de 2019 ya se han comercializado caldos en Estados Unidos por importe de 12 millones de euros y en 2018 el volumen de negocio llegó a los 20 millones. El sector del porcino consiguió introducir en el mercado estadounidense el pasado año productos por valor de 6,2 millones de euros y el de los lácteos, por 3,7 millones.
De esta manera, sectores que ya vivían con incertidumbre los resultados del Brexit y el tratado de Mercosur ahora se encuentran por sorpresa con la guerra arancelaria de Donald Trump. Precisamente a eso se refirió ayer el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, que habló en Palencia sobre «la necesidad de expandir los mercados y realizar estrategias de promoción de los productos de la Comunidad» para mitigar el impacto de los aranceles de EE.UU y los posibles daños económicos del Brexit.

Lea la noticia ampliada en la edición de papel o en kiosko.diariopalentino.es