Un octubre cálido y lluvioso

Laura Burón
-

Las precipitaciones caídas superan en 20 litros la media de los últimos 33 años

Un octubre cálido y lluvioso - Foto: Á“scar Navarro

El pasado mes de octubre puede calificarse de atípico desde un punto de vista meteorológico, ya que las variables relacionadas con las temperaturas y las precipitaciones han estado fuera de los parámetros que pueden considerarse normales si se tienen en cuenta las medias de los últimos años que maneja el Observatorio Meteorológico de Carralobo, de Astudillo.
Durante el pasado mes, se registraron precipitaciones en casi la mitad de los días, concretamente, en 14, si bien en dos de ellos el volumen de agua caída fue inapreciable. Sumando todos los litros recogidos se alcanza la cifra de 77, 8, que, como apuntan desde el observatorio es «una cantidad superior a la pluviometría media de un mes de octubre», que se sitúan en 57,76, es decir, en este octubre de 2019 se ha registrado 20 litros más de lo que viene siendo habitual.
El día más lluvioso fue el 23 de octubre, cuando los pluviómetros recogieron 25,4 litros por metro cuadrado en el último día de un periodo de ocho en el que la lluvia estuvo muy presente. Si bien es cierto, que fue un mes pasado por agua, queda lejos de las precipitaciones que se registraron en 1993, cuando se recogieron 129,20 litros por metro cuadrado o más recientemente, en 2013, cuando la cifra fue de 105,40 litros.
Las temperaturas máximas, mínimas y media del décimo mes del año también han estado por encima de lo habitual. Así, los 28,2 grados que se registraron el día 5 es una de las más altas de los últimos 33 años y la mínima, que se situó en 4, es la más elevada desde el año 1987, compartiendo esta posición con el mes de octubre de 2014. La temperatura media para todo el mes ha quedado establecida en 13,6 grados, frente a los 12,33 que se obtienen si se usan como referencia los últimos 33 años. Aún así, hubo meses de octubre más calurosos, como los de los años 1989, 1995 y 1997 o 2006, siendo el más cálido el de 2014, cuando la media alcanzó los 15, 8 grados. 
Además, ha habido varios momentos en los que los palentinos habrían tenido razón al afirmar que el tiempo está loco, puesto que en una misma jornada se ha registrado una oscilación térmica de 21,5 grados, como es el caso del 11 de octubre, cuando los termómetros amanecieron marcando 6 grados y a lo largo del día se alcanzaron los 27,5 grados centígrados.