Procuradores por un día

SPC
-
Los niños votan en el hemiciclo con la ayuda del presidente de las Cortes, Ángel Ibáñez. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

Un centenar de escolares de las nueve provincias reflexionaron y debatieron en las Cortes sobre la igualdad como principio para la prevención de la violencia, dentro del programa educativo de Aldeas Infantiles SOS 'Abraza tus valores'

Las Cortes de Castilla y León acogieron ayer un pleno muy especial, ya que en el hemiciclo no se sentaron los habituales procuradores sino un centenar de alumnos de cuarto, quinto y sexto de Primaria de nueve colegios de Castilla y León, uno por provincia. En esta ocasión, los trajes y las corbatas de sus señorías cambiaron por la ropa deportiva y tampoco se debatió sobre la ordenación del territorio ni demandas sanitarias sino sobre propuestas de igualdad.
Los niños tuvieron que votar entre los compromisos planteados por los alumnos como evitar comentarios sexistas, colaborar en las tareas de casa, intentar romper los prejuicios de la sociedad, no dejar de lado a nadie, no decir ni pensar que un juego es de chicos u otro de chicas, realizar las mismas tareas en el cole y en casa, jugar juntos una vez a la semana chicos y chicas a un juego o respetar los niños de otros países, entre otras
Aldeas Infantiles SOS organizó la actividad ‘Diputados por un día’ con un pleno infantil para que los niños reflexionasen sobre el valor de la igualdad para aprender a convivir sin violencia, que además coincide con el 30 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos del Niño de Naciones Unidas (ONU). La ONG lleva a cabo esta iniciativa desde hace 21 años, aunque en el caso de Castilla y León cumple 14 ediciones. El objetivo del programa ‘Abraza tus valores’ es acercar una serie de principios al entorno escolar, con la reflexión y el diálogo entre alumnos, profesores y familias.
Como en cualquier sesión plenaria, los representantes de cada colegio subieron a la tribuna de oradores para leer su discurso y defender su idea de igualdad. Posteriormente, cada alumno tuvo que elegir entre los 18 compromisos planteados para luego proceder a la votación. Todos ellos se acercaron hasta la Mesa de la Presidencia del Parlamento autonómico para entregar su papeleta a Ángel Ibáñez, quien las introdujo en una urna de cristal. Todo muy protocolario, salvo que los más bajos tuvieron algún problema para hacer llegar su papel.
Finalmente, Ibañez fue el encargado de leer el resultado de las votaciones, en las que resultaron elegidas la propuesta 14 que solicitaba ‘No dejar de lado a nadie. Intentando siempre llevarnos siempre bien y solucionando nuestros conflictos a través del diálogo’ (12 votos). El segundo compromiso más respaldado, con 10 votos en cada caso, fue compartido por las propuestas ‘Querernos y ser todos amigos sin tener en cuenta nuestras diferencias’ y ‘No decir ni pensar que este juego es de chicos o aquel deporte es de chicas, esa discriminación no tiene sentido’. También obtuvieron un mayoritario apoyo (9 votos) los compromisos de ‘Enseñar a nuestros hermanos y amigos pequeños que todos somos iguales, y a su vez, aprender y mejorar con ellos’ y ‘Ayudar y tratar igual a todos nuestros compañeros/as, sin importar su nacionalidad, su sexo o si tiene o no alguna discapacidad’-.
Temas de actualidad.

El presidente de las Cortes mostró su satisfacción porque la sede de la «casa de todos» acoja niños de las nuevas provincias para que sean procuradores y procuradoras durante un día. Valoró que las propuestas planteadas por los alumnos, basadas en principios como el respeto, la igualdad, la solidaridad y la inclusión. No en vano, consideró que son «temas de plena actualidad, que también trabajamos en las Cortes, lo que acredita que nuestros pequeños se van concienciando en los valores esenciales de la sociedad del futuro».
Por su parte, Puig Pérez agradeció a Castilla y León su participación en el programa que nació hace 21 años a nivel nacional y que en la Comunidad se desarrolla desde hace 14. «Es un día ilusionantes para los niños», incidió, ya que se sienten «importantes porque hoy se les escucha». El presidente de la organización reconoció que las dos últimas ediciones han girado sobre el acoso escolar tratando temas como el «respeto» o la «confianza» para «combatirlo».
El primer alumno en subir a la tribuna fue Elsa González, del Colegio Salesianos San Juan Bosco de Arévalo (Ávila), quien aseguró que debe existir igualdad entre hombres y mujeres y entre chicos y chicas, porque «podemos realizar los mismos trabajos y desempeñar con eficacia los mismos oficios y responsabilidades». Fue entonces cuando criticó que existan empresas y oficios en que los hombres cobran más que las mujeres a la hora de realizar el mismo trabajo, «solo por ser hombre».
A continuación, Nerea Medrano, del Colegio Juan Vallejo de Burgos, reclamó que se dejen de publicar libros como los que leían sus padres (La bella durmiente, Blancanieves o Cenicienta) en los que la mujer es la víctima y el hombre el salvador.
Otros niños como Joel Lozano, del centro Antonio González de Lama en León, hizo una referencia a la Constitución y recordó que hay ciertos empleos, como el cuidado de personas mayores, están ocupados mayoritariamente por mujeres, sin recibir ningún salario. Por su parte, Pablo Laguno, del Lourdes de Valladolid, contó la historia sobre una niña que quiso entrenar un equipo de fútbol que era solo de niños y, luego, se formó uno mixto, que consiguió ganar muchos campeonatos.
Otros centros participantes en el pleno infantil fueron La Valdavia (Palencia), José Herrero (Salamanca), San José (Segovia), Trilema Sagrado Corazón (Soria) y CRA Ferreras de Abajo (Zamora).
Derechos y obligaciones.

Antes de levantar la sesión, el presidente del Parlamento autonómico se dirigió a los niños: «Señores y señoras procuradores deben asumir estos cinco compromisos, difundirlos y enseñarlos al resto de compañeros de sus colegios». El presidente de Aldeas Infantiles SOS de España, Pedro Puig, apuntó, según declaraciones recogidas por la Agencia Ical, que «si queremos que los niños aprendan a convivir sin violencia tenemos que enseñarles que nadie es más grande que nadie y que todos tenemos los mismos derechos y obligaciones». Una labor que, consideró, es más sencilla en un Pleno participativo e ilusionante para los niños que se sienten protagonistas en un lugar como las Cortes de Castilla y León.
Antes de terminar el acto, Ángel Ibáñez añadió que «el desarrollo de actividades que fomenten el espíritu democrático, que promuevan actitudes participativas, basadas en el respeto y la pluralidad de opiniones, hacen que entre todos podamos construir una sociedad que, desde la educación temprana, oriente a los ciudadanos por el camino de la tolerancia». Así, el presidente del Parlamento regional explicó a los escolares que «en las Cortes de Castilla y León encontraréis la actividad que mejor representa a la Constitución y el Estado de Derecho, una Cámara en la que diversas opciones políticas y múltiples sensibilidades están representadas con el firme compromiso de velar por los intereses de los ciudadanos, llevar a cabo propuestas y tomar decisiones que mejoren la vida de todos. Precisamente, en esta edición, en la que venís a debatir sobre el valor de la igualdad como guía para aprender a vivir sin violencia, recordamos que a lo largo de la presente legislatura se han presentado diversas iniciativas parlamentarias, dejando constancia de la importancia de este tema para la Cámara».