Palencia, en la lista de estaciones estratégicas de Adif

E.M.
-

La estación ferroviaria de la capital, que movió 340.433 viajeros en 11.066 trenes durante 2018, se incluye entre las 54 consideradas de interés para las empresas privadas una vez se liberalice el sector

Palencia, en la lista de estaciones estratégicas de Adif - Foto: Á“scar Navarro

Adif, la empresa propietaria de las infraestructuras ferroviarias españolas, ha incluido la de Palencia entre las estaciones de tren consideradas estratégicas para el servicio. La lista está compuesta por 54 estaciones de todo el país y la estación capitalina forma parte de la  relación con 340.433 viajeros y 11.066 trenes durante el año 2018.
Según ha publicado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, Adif ha clasificado sus 639 estaciones en dos tipos: estratégicas y no estratégicas. El motivo de esta catalogación se centra en poder acogerse a la posibilidad de rebajar su obligación de informar sobre su actividad, dado que se vive un momento en el que la entrada de la competencia privada en el negocio ferroviario comienza a ser más intensa.
De esta manera, se admite la petición de la sociedad estatal de infraestructuras ferroviarias de  eximirse de sus obligaciones de facilitar datos a las empresas privadas de las estaciones con un escaso número de viajeros, esto es, las consideradas sin importancia estratégica.
La condición que deben cumplir para estar incluidas en este listado es trasladar a más de 300.000 viajeros anuales, mover ocho mil trenes o que formen parte de un corredor estratégico, lo que hace que las estaciones puedan ser consideradas como prioritarias.
En la lista de las 54 estaciones clave están las más grandes -Madrid Puerta de Atocha, Barcelona Sants y Madrid Chamartín-, así como la mayoría de las estaciones con un importante número de viajeros.
Dentro de Castilla y León destacan como estratégicas la estación de León (788.156 viajeros), seguida de las de Valladolid-Campo Grande (648.171), Salamanca (360.999), la citada Palencia y Miranda de Ebro (131.924). En el otro lado, esto es, fuera de esa lista están estaciones de capitales de provincia como Burgos (185.318) y Zamora, que suma 179.483.
Otro de los criterios de exclusión de la obligación de ADIF de facilitar datos a las empresas interesadas en entrar a explotar las líneas ferroviarias son aquellos trayectos afectados por obligaciones de servicio público. Es decir, aquellos que se mantienen abiertos pese a su nula rentabilidad, porque se consideran necesarios para asegurar la movilidad de los ciudadanos ante la ausencia de alternativas de transporte. En este caso se encuentran 477 estaciones de ADIF y una de ADIF Alta Velocidad, la de Toledo, en las que se prestan únicamente servicios sujetos a OSP (obligación de servicio público) y no se consideran estratégicas.
En este apartado se encuentran varias de la provincia: Alar del Rey, Amusco, Becerril, Cisneros, Dueñas, Espinosa de Villagonzalo, Grijota, Herrera de Pisuerga, Magaz, Mave, Monzón, Paredes de Nava, Piña, Quintana del Puente y Quintanilla de las Torres. 
En este caso, en el listado publicado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, no aparece la actividad de las estaciones, ni el número de trenes, así como tampoco los viajeros.
Así, con lo citados criterios, al ser tan restrictivos, en el estudio se indica que solo han sido consideradas de interés comercial de empresas ferroviarias 54 estaciones de ferrocarril de todo el país, tanto de líneas convencionales como de alta velocidad.
No obstante, cabe señalar que  la catalogación de estratégica o no estratégica es a efectos burocráticos, sin que esas divisiones impliquen menos atención a las estaciones de menor calificación y en ningún caso su cierre.
La empresa ha emitido un comunicado para aclarar que la categoría de estaciones estratégicas «se circunscribe exclusivamente al ámbito administrativo» y «no guarda relación alguna con la explotación que Adif y Adif Alta Velocidad (Adif AV) hacen de las mismas».