Dulces imprescindibles

Laura Burón
-

Las torrijas siguen siendo el producto estrella de las pastelerías estos días, aunque cada una tiene su receta

Dulces imprescindibles - Foto: Á“scar Navarro

Pan, leche, huevo, aceite, miel y una sartén. Estos son los elementos imprescindibles que se necesitan para elaborar una de las recetas más tradicionales de la Semana Santa, las torrijas. Elaborados en casa siguiendo recetas tradicionales o bien adquiridos en pastelerías y panaderías es difícil resistirse a la tentación de llevarse a la boca uno de estos productos típicos de estas fechas. «Son el dulce por excelencia» asegura Marta Polo, de Pastelerías Polo, que añade que cada casa tiene su propia receta y que, por tanto, hay mil posibilidades para mil gustos, desde quienes las emborrachan en vino, a quienes usan otro tipo de productos para endulzarlos, en su caso mermelada y miel sobre pan bregado. «También depende de la mano de cada uno, pero hay un sinfín de opciones», explica. 
El abanico de dulces artesanales que llenan los escaparates de las pastelerías es mucho más amplio. También están adquiriendo auge los huevos de pascua, una tradición típica de Cataluña en la que es típico que los padrinos regalen uno de estas creaciones de chocolate a sus ahijados. «Las figuras típicas de chocolate también tienen mucha demanda en estas fechas», añade Marta Polo. Un buen ejemplo es también el escaparate de la pastelería Los Cuatro Hermanos, que luce unos llamativos huevos de pascua que hacen las delicias de los más pequeños.
Menos dulce pero igual de típico de estas fechas es el hornazo de pascua, a base de una empanada rellena de lomo adobado, chorizo, jamón serrano y huevo cocido, que aunque muchos creen que es una receta propia de Salamanca tiene una repercusión a nivel nacional. 
De anís o de baño. Tampoco faltan en panaderías, pastelerías y reposterías las rosquillas de palo, que son unas roscas secas de anís, y las de baño, mucho más porosas y recubiertas de azúcar. Todo ello completado con buñuelos, pastas o almendras garrapiñadas.