Jornada Mundial del Migrante

DP
-

La Diócesis organiza una mesa redonda, moderada por Natalia Aguado, en la que participarán la enfermera palentina, Emma García, y la moldava Aliona Vatavu

La Jornada Mundial del Migrante

El Secretariado Diocesano de Migraciones presentó ayer la Jornada Mundial del Migrante y Refugiado que busca «rehumanizar» y poner en el «centro a la persona a partir de un trabajo en red». Así, explicó, «detrás de los números y los ratios existen personas», afirmó su director, Javier Fernández.
La jornada, que tendrá lugar el 30 de septiembre a las 20 horas, en la Casa de la Iglesia, incluye una mesa redonda moderada por Natalia Aguado en la que participarán   Emma García, enfermera palentina que ha ayudado en el Mediterráneo en la crisis de los refugiados, y Aliona Vatavu, una mujer migrante procedente de Moldavia que convalidó su título de Derecho y realiza labores con los refugiados.
En relación con los movimientos migratorios, Fernández subrayó que «socialmente se están viviendo momentos delicados con respecto a las personas diferentes», a las que se las hace «responsables de las situaciones que pasan y de todos los males que ocurren». Por ello, bajo el lema No se trata solo de migrantes, se pretende hacer referencia «a los miedos, a la humanidad y a la persona en su totalidad, por lo que si se es capaz de pensar en el otro, la sociedad va a estar mejor», destacó.
Durante el año pasado, Palencia recibió 6.288 personas migrantes, lo que supone un 3,8% del total nacional, una cifra inferior que la media regional, con un 5,13%. De esta manera, la provincia se posiciona la segunda por la cola en el computo global de la Comunidad, según el INE. Por nacionalidades, la población procedente de Marruecos es la mayoritaria, con un total de 1.658 ciudadanos. Una tendencia que se relaciona con «las labores del campo y la ganadería, dado que no hay mucha gente que quiera dedicarse a esas actividades», afirmó Javier Fernández. 
El número de solicitantes de refugio se cifra en 56 personas.