scorecardresearch

Mañueco pide a Tudanca "atención" y no "tensión" sanitaria

SPC
-

El presidente espera a Tudanca en su despacho mañana para apostar por la atención y no por la tensión sanitaria, y el líder socialista lo condiciona a retirar el plan Aliste con el que quiere "cargarse la sanidad"

Mañueco pide a Tudanca "atención" y no "tensión" sanitaria - Foto: mir_ical

“No voy a dar un paso atrás, todos los consultorios abiertos cuando pase lo peor de la pandemia” y seguir trabajando por mejorar las infraestructuras, las plantillas y condiciones laborales de los profesionales. En solitario o con el apoyo de los socialistas, a cuyo líder, Luis Tudanca, invitó hoy el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, a recibirle mañana mismo en su despacho para apostar por la atención sanitaria y no por la tensión.

Así lo señaló hoy el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en el inicio del nuevo curso parlamentario, en respuesta al líder de la oposición que le preguntó si el Ejecutivo piensa en seguir adelante con la restructuración de la sanidad que, bajo su punto de vista, implica el cierre de consultorios médicos en el mundo rural.

“Mi gobierno”, le dijo, trabaja para tener una sanidad de calidad sobre la base de una Atención Primaria, “fuerte y presente en todo el territorio”, de la que todos los ciudadanos se sienten orgullosos por su calidad, por estar entre las mejores de toda España, y porque se va a reforzar para mejorarla aún más.

Para ello pidió a los socialistas que se sienten a su lado, también para pedir al Gobierno de la nación medidas para agilizar la llegada de profesionales a la Comunidad y a toda España. “Nos sentamos mañana mismo, le espero en mi despacho de la Junta o de las Cortes, ponga la hora. Nos interesa mejorar la Atención Primaria y la asistencia”, mejorar y modernizarla con nuevas tecnologías, y garantiza que cada persona tenga un médico y un enfermero de referencia. “Es crucial”, insistió.

A cambio, para que exista esta negociación, Tudanca le pidió que ordene recuperar la frecuencia y la atención en el medio rural, y retire mañana mismo el Plan Aliste, ese que le piden que evite la desde la Diputación de Salamanca a la Federación de Municipios y Provincias, así como los alcaldes, algunos del PP, de municipios como Sepúlveda, Béjar y Sayago, entre otros.

“No es sólo una reforma, es cuestión de su modelo. En 2013 intentaron cerrar las urgencias, y su plan sigue siendo el mismo. Quiere cargarse la sanidad pública”, reprochó Tudanca a Fernández Mañueco, quien le trasladó que le ofrece la “enésima oportunidad para trabajar” para trazar “la mejor sanidad, que tiene problemas, comunes a los de todas las autonomías”. No obstante, le recordó que Castilla y León es la que más médicos tiene por habitante en Atención Primaria, la segunda que más invierte en este niveles, y la que dedica el 20 por ciento de sus presupuestos a la puerta de entrada al sistema. “Tenemos un modelo con mejores dotaciones, y queremos protegerlo, y con todos los consultorios abiertos”.

Si tan bueno es, le preguntó Tudanca, por qué hay más de 22.000 personas que se han hecho un seguro privado tras la pandemia, y por qué unos días dicen que faltan profesionales, y otros que están mal distribuidos. “Si les trataran mejor estaríamos otra situación”. “Llevan años”, le dijo, maltratándoles, como ha ocurrido recientemente con un profesional, el oncólogo Carlos García Girón, que quiere seguir trabajando para ayudar al sistema y al que se le ha denegado la prórroga del servicio activo.