La soja y el sorgo como cultivo principal

DP
-

La comunidad de regantes organiza una jornada técnica en la que el director de la Política Agraria Común de la Junta, Juan Pedro Medina, aboga por un modelo agrícola inteligente

El presidente de la Comunidad de Regantes del Canal del Pisuerga, Alberto Nebreda, explicó ayer que «la necesidad de diversificar, rentabilizar y amortizar las inversiones para  la modernización del regadío, más cuando uno de los cultivos estrella, la remolacha, por desgracia, está en declive por diversas circunstancias,  ha hecho pensar en cultivos alternativos como una solución». Así, ayer se celebró en Astudillo una jornada técnica en torno a este asunto. Al respecto, en lo que se refiere a la experiencia de la comunidad de regantes, señaló que,  por desgracia, «difícilmente» puede venir un único cultivo a cubrir huecos que hayan dejado otros, como la remolacha. «La solución será de muchos pocos y uno de esos pocos creemos que sí que pueden ser la soja y el sorgo», que ha probado Canal de Pisuerga. A día de hoy, la práctica  resulta «tremendamente positiva», puesto que el desarrollo de los cultivos ha ido por unos estándares «muy aceptables». «Incluso nos ha sorprendido -subraya-; lo que nos lleva a pensar que la soja y el sorgo pueden venir a representar un cultivo principal o uno segundo y, es más, dado que la climatología en determinadas ocasiones no aporta esas dotaciones de agua suficientes para sacar otros cultivos adelante, esos  tienen unas necesidades hídricas menores, por lo que también serían muy positivos en momentos críticos, en campañas puntuales cuando las disposiciones hídricas no sean las habituales». En la experiencia participan siete agricultores, con una superficie de 20 hectáreas, calificada por Nebreda de «significativa». Falta la recolección, que una vez concluida permitirá llegar a conclusiones. «No queremos quedarnos aquí.  Hablamos de promover no solo estos cultivos sino ampliar a otros productos, como los hortofrutículas», subrayó.
 
solución. En la jornada fueron varios los ponentes, entre ellos el director general de Política Agraria Común de la Junta de Castilla y León, Juan Pedro Medina, quien abogó por buscar un «modelo agrícola inteligente». «La agricultura no es el problema, puede ser parte de la solución -alimentación humana, lucha contra el cambio climático-», afirmó. Asimismo defendió la «transformación digital» del campo; es decir, el uso de las nuevas tecnologías, los big data y los modelos predictivos para tomar decisiones.
Medina avanzó, respecto a la PAC de este año, que en unos 15 días se empezará a liquidar los anticipos anunciados y comprometidos del 70% de las ayudas y del 85% en el caso del desarrollo rural.