Obras en el Edificio D de La Yutera

DP
-

La Universidad de Valladolid licita los trabajos de reforma de la fachada mediante una segunda piel y reparaciones interiores

Obras en el Edificio D de La Yutera - Foto: Eva Garrido

El Edificio D del campus de La Yutera presenta problemas en su exterior  e interior que se concretan en grietas, fisuras, desprendimiento de revestimientos y humedades. De cara a la resolución, como ya se hiciera en su gemelo en 2017, la Universidad de Valladolid ha licitado la reforma de la fachada y las reparaciones interiores, obras que se ejecutarán en los meses de julio y agosto. El presupuesto, IVA incluido, asciende a 256.924,99 euros. 
Las patologías que presenta la  edificación, situada de  forma exenta en el extremo noroeste del campus, son prácticamente las mismas que se detectaron en 2016,  si bien algunas grietas se han agravado y otras parecen mostrar síntomas de movimiento en la actualidad. Los problemas detectados se concretan en fisuras en cerramientos exteriores, grietas que se localizan en los extremos superiores de fachada oeste (dos oblicuas, casi simétricas, mucho más acusada la del extremo norte del edificio, con desplazamiento del muro hacia el exterior), desplome de cargaderos de las puertas en planta ático (en todos pero es más acusado en los que dan al oeste), grietas y desprendimiento de revestimientos en aseos, fisuras y grietas horizontales y verticales en tabiques interiores (despachos situados en los áticos y otras  plantas del edificio, pero las más significativas se localizan en la baja, en la mitad norte del edificio), humedades en las zonas bajas de los muros del sótano y  otras patologías (craquelado del enfoscado en muros exteriores, entrada de agua en las carpinterías de aluminio)

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino



Las más vistas

Local

SMP prescinde de 150 trabajadores eventuales

El proyecto con Ford arrancó hace más de un lustro e hizo que la auxiliar del automóvil llegase casi a duplicar su plantilla. Aunque el reajuste era esperado, desde CCOO hablan de «trauma» para muchos empleados