El 25% de Palencia, expuesta a ruido excesivo por la noche

Carlos H. Sanz
-

De los 58 centros docentes, 37 sufren un nivel acústico por encima de los niveles de calidad

El 25% de Palencia, expuesta a ruido excesivo por la noche - Foto: CÁ‰SAR MANSO

Uno de cada cuatro vecinos de la capital está expuesto en sus casas durante las noches a un nivel de ruido por encima de los denominados objetivos de calidad acústica, es decir, los fijados por la ley como máximos en función del área en el que se encuentre una vivienda, y que varían entre los 45 y los 75 o más decibelios, es decir, entre el ruido equivalente a una calle poco transitada, y el generado por el tráfico de una ciudad, el límite a partir del que el ruido comienza a causar daños. 
Así se concluye en el avance de la actualización del Mapa Estratégico de Ruido realizado por  la empresa Sincosur Ingeniería Sostenible para el Ayuntamiento, al que ha tenido acceso Diario Palentino. Los primeros datos, que ya ha sido presentados a los grupos municipales, cifran en 19.827 las personas expuestas a ese exceso de ruido durante las noches, de los 78.629 habitantes contabilizados en el padrón. 
Además, las pruebas realizadas durante los últimos meses registran también que el 13,1% de la población se encuentra afectada por un nivel acústico demasiado alto durante el día (10.275 personas) y un 6,1% durante las tardes (4.816 vecinos).
 La principal fuente de ruido al que están expuestos los vecinos de la capital es el tráfico viario, seguido del ferroviario y de la industria, aunque este último de forma insignificativa. Los análisis realizados por la empresa Sincosur no han detectado niveles perjudiciales para la salud, es decir, por encima de los 75 decibelios, en ninguna zona de la ciudad, ni en el cómputo total de las tres fuentes de ruido, ni en un análisis pormenorizado de cada una de ellas.
barrios. El avance calcula también el porcentaje de población expuesta al ruido por barrios, determinando que los más afectados por esta problemática son los del Campo de la Juventud, San Antonio, Santiago y Avenida de Madrid. Las zonas de la ciudad cuyos vecinos están menos expuestos al ruido son San Pablo y Santa Marina, Allende el Río y El Cristo.
Otro dato analizado es el de los edificios sensibles, es decir los centros sanitarios y los docentes, afectados por el ruido, ya que la ley establece unos valores límite, de 50 decibelios para la noche, y de 60 para el día y la tarde. Pues bien, según Sincosur, de los 58 centros docentes existentes en el municipio, hay 37, el 63,8%, expuestos a niveles superiores de ruido durante el día, mientras que de los 26 centros sanitarios, 18 padecen ruidos por encima de los 50 decibelios durante las noches.
métodos de análisis. Hay que tener en cuenta que estos resultados surgen de aplicar los datos recopilados al denominado como método END (European Noise Directive), es decir, el obligado por la Comisión Europea, el cual capta datos a una altura de cuatro metros sobe el nivel del suelo, y parte de que todos los habitantes de cada edificio están sometidos al mayor nivel de presión sonora registrado en la fachada más expuesta.
El estudio incluye también una proyección con el método VBEB, que permite introducir en los cálculos la distribución de la población en cada edificio a lo largo del perímetro de la planta y de la altura. Según este modelo, «que permite obtener estimaciones más cercanas a los valores reales», la afección del ruido durante la noche disminuye a más de la mitad en los tres períodos del día.
Concretamente, 8.483 vecinos (el 10,8%) estaría afectados por niveles de ruido por encima de los objetivos de calidad acústica durante las noches; 3.172 (4%) lo estarían durante el día; y 995 (1,3%) durante la tarde, según se recoge en el análisis realizado por la empresa contratada por el Consistorio.

 

107 expedientes abiertos de los que 34 acabaron en una sanción

El Ayuntamiento inicia 49 procedimientos de oficio y 58 por denuncias por exceso de ruido. Los 91 que ha resuelto han deparado sanciones por 11.060 euos

 

El control y la inspección acústica es una de las labores encargadas al Servicio de Medio Ambiente del Ayuntamiento, desde donde se han tramitado 107 expedientes por exceso de ruido entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de mayo de 2018, tal y como se recoge en el último estudio elaborado por el Consejo de Cuentas de Castilla y León.
La capital es la quinta localidad de las 21 fiscalizadas con mayor número de procedimientos abiertos en materia de ruido. 58 de ellos se iniciaron por denuncias y el resto, 49, de oficio por el propio Consistorio. Durante ese tiempo, la labor municipal de inspección deparó 34 sanciones, en las que se multó a los emisores de ese exceso de ruido con un total de 11.060 euros, de los que el Consistorio ha recaudado 5.336, según consta en el informe de fiscalización de las actuaciones en materia medioambiental publicado por el Consejo de Cuentas.
Aunque Valladolid es el único ayuntamiento de la región que cuenta con estaciones de medición acústica, el de Palencia es uno de los seis de la comunidad que ha adoptado medidas para rebajar la contaminación acústica en vehículos y maquinaria municipal y en eventos, junto a Valladolid, Léon, Salamanca, Ponferrada y Benavente.
La normativa que regula las emisiones acústicas en la provincia es la Ordenanza de Protección del Medio Ambiente contra las Emisiones de Ruidos y Vibraciones, en la que se establecen límites de 70/75 dBA para discotecas, salas de fiesta, café-cantante, café-teatro y  salas de exhibiciones especiales; y de 60/65 dBA para actividades hosteleras y de restauración. Esta ordenanza prohíbe  cualquier sonido superior a 95 dBA.