Una solución para la gestión de la leña en Otero

A. Benito
-

Los vecinos proponen al Ayuntamiento de Velilla y a la CHD que se hagan cargo de la tala y distribución de las suertes del Monte Alto, que quedó separado del pueblo cuando empezó a construirse el pantano de Compuerto

Una solución para la gestión de la leña en Otero

Que el Ayuntamiento de Velilla se encargue de toda la gestión de tala, limpieza y distribución de leña a los vecinos de Otero del Monte Alto y que la Confederación Hidrográfica del Duero participe de la financiación, mientras ellos pagan una tasa.
Esa es la propuesta que ha realizado la Asociación Rural Otero Navega como solución a la situación en la que se encuentran los vecinos de la localidad, cuya avanzada edad hace imposible la ejecución de estas labores en un monte que, además, "carece de senderos y caminos complementarios para expeditar el resultado de dicha actividad".
 Consideran sus integrantes que es al Consistorio al que le corresponde realizar estos trabajos para proporcionar leña a los habitantes de Otero, "tan imprescindible para los crudos inviernos y para el resto del año". Una medida que, a su juicio, también ayudaría a prevenir los incendios. Recuerdan, además, que la construcción del embalse de Compuerto hizo que el pueblo quedara separado del bosque, "por lo que la CHD tiene la obligación de resarcimiento, por tributo de la ubicación del pantano, a facilitar la comunicación de Otero con su Monte Alto, bien comunal al que le corresponde una gestión de aprovechamiento".
En el escrito realizado por el colectivo, también se incluye una memoria de situación con datos históricos, económicos y sociales de este pequeño pueblo situado a 1.250 metros de altitud, al que rodean montañas como Arbillos, Peña Mayor, Peña Lampa, la Taramada del Monte Alto y el Espigüete y que limita con Camporredondo, Alba, Valcobero, Velilla y las localidades leonesas de Besande y Valverde de la Sierra.
"Tanto la ganadería como la agricultura fueron las principales actividades económicas hasta mediados del siglo XX. Sin embargo, con la construcción del pantano, la anegación de las mejores fincas de labranza y los mejores prados de hierba y la separación del pueblo y su monte, se inició el paulatino deterioro de Otero", explican desde la agrupación norteña.
despoblación. En este sentido, María Ángeles Martín, su presidenta, asegura que esta propuesta tiene entre sus objetivos luchar contra la despoblación, así como beneficiar a los vecinos "que tienen que llegar hasta el poblado de Velilla del Río Carrión para dar la vuelta por Valcobero, llegar al monte y hacerse con la leña".
Martín considera que de ello deberían hacerse cargo el Ayuntamiento y la CHD, aunque también cree que los vecinos deberían pagar una tasa para mantener el servicio. "Otra de nuestras peticiones es que la labor del guarda se refuerce con la contratación de una cuadrilla", apunta la presidenta de Otero Navega, que ya ha trasladado la propuesta al Consistorio de Velilla y al organismo de Cuenca.