Acabó Juego de Tronos, ¿y ahora qué vemos?

Alicia G. Arribas (EFE)
-
Fotograma de la serie 'The Mandalorian' - Foto: StarWars.com

El final de la mítica serie de HBO abre el camino para otras ficciones que contarán con unos presupuestos millonarios y unas tramas tan adictivas como la basada en los libros de Martin

Ver Juego de tronos ha sido, durante casi una década, más que un ejercicio de entretenimiento, una filosofía de vida. Los que no se engancharon a la serie de HBO y Movistar no lo han podido entender, y aún entenderán menos el vacío que les queda tras ver el capítulo final. La cuestión es: ¿qué vemos ahora? A estas alturas, a nadie se le escapa -fans o no- que el final de la serie basada en las novelas de George R.R. Martin Canciones de hielo y fuego deja un hueco imposible de llenar. O no.
Todas las plataformas, incluida la nave nodriza HBO, y cadenas de todo el mundo, pelearán por ese mercado con ficciones que intenten captar su atención y traten de convencer a los espectadores. Para ello, la propuesta debe saciar, al menos, las inquietudes básicas: tiene que ser grandiosa, mejor fantástica, de ciencia ficción o sobrenatural, y estar muy bien hecha. Se necesitan personajes arrebatadores, ya sea por malvados, valientes o feministas -diferentes-, a ser posible, con alguno de ellos de atractivo físico incuestionable.
Debe tener momentos épicos y gustar a mucha gente muy diferente. Fácil, no va a ser. Pero estas son algunas propuestas para los huérfanos de Juego de tronos.

 

The long night

Para calmar el ansia, nada mejor que un poco más de lo mismo, aunque sea preciso tener algo de paciencia, porque es probable que no esté lista antes de 2020. Se trata de The long night (aunque parece que no es el título definitivo), también obra de George R.R. Martin. Un spin off de Juego de tronos sobre el origen de los caminantes blancos, ambientado 10.000 años antes de los hechos de la serie, que ya ha anunciado la incorporación de la actriz Naomi Watts.

 

La materia oscura

La BBC apuesta por La materia oscura, la historia de Lyra, una niña de 11 años que vive en un Oxford alternativo donde todos los niños tienen unas mascotas llamadas daimonion que, en realidad, son expresiones externas de sus almas. Con James McAvoy y Ruth Wilson, la serie basada en la trilogía de literatura fantástica de Philip Pullman cumple varios de los requisitos más considerados.

 

Halo

La adaptación la saga de los populares videojuegos de Xbox Halo será una realidad a final de año, tras seis años de intentos por sacarla adelante. Escrita por Kyle Killen y producida por Steven Spielberg, la ficción tendrá nueve episodios y no se ajustará «exactamente» a los cánones del violento juego.

 

The witcher

La propuesta de Netflix es The witcher, una serie -como Juego de tronos- basada en una saga literaria con muchas novelas, en concreto, las siete que convirtieron al escritor polaco Andrzej Sapkowski en un auténtico superventas de los años 90. Con grandes dosis de mitología eslava y amoldado por narraciones tradicionales polacas, cuenta la historia de Geralt De Rivia, un brujo cazador de monstruos, que cumple (con creces) uno de los requisitos: lo interpreta Henry Cavill, con una larguísima melena plateada al viento.

 

El señor de los anillos

Es imposible encontrar un solo amante de lo fantástico que no haya visto varias veces El señor de los anillos. Aprovechando ese tirón, Amazon echa la casa por la ventana para construir una de las series más caras de la temporada, empezando por los 250 millones de dólares que pagó solo por los derechos de emisión. Con dos magos de Hollywood al frente del proyecto, JD Payne y Patrick McKay, estará ambientada en la Edad Oscura de la mitología creada por J.R.R. Tolkien. Más o menos cuando Sauron ordenó la forja de los anillos del poder y el momento en el que se creó la Última Alianza entre elfos y hombres para luchar contra el Señor Oscuro.

 

The mandalorian

Este 2019 está previsto el estreno de la primera serie en acción real basada en la saga Star Wars, que se titulará The mandalorian, con la ventaja de que, además, puede servir para aplacar a los fan de los galácticos antes del estreno de la nueva trilogía de películas, previsto para 2022. Según publicaba recientemente The New York Times, se situará siete años después de El retorno del Jedi, y se calcula que sus 10 episodios costarán un poco más de 100 millones de dólares.

 

Wild cards

Además de Juego de Tronos, el prolífico George R.R. Martin escribió varias sagas más; una de ellas, compuesta por 26 novelas, es Wild Cards una distopía ambientada en EEUU tras la II Guerra Mundial en la que un virus extraterrestre que ataca a la Humanidad y los convierte, o bien en seres deformes, o les dota de superpoderes. La plataforma Hulu, responsable de ficciones como El cuento de la criada o Seinfeld, ha adquirido los derechos y está previsto que realice simultáneamente dos sagas diferentes de la misma antología.

 

Watchmen

HBO lanza otra ofensiva para los amantes del cómic al recuperar una de las novelas gráficas más importantes del siglo XX Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons. Una historia alternativa ambientada en la Guerra Fría donde los superhéroes son tratados como proscritos. Este proyecto tiene como padre a Damon Lindelof (Perdidos).