El Hospital Río Carrión se suma hoy al Día Mundial de la Sepsis

Alberto Barcenilla
-

• Unos 170 casos se diagnosticaron entre 2010 y 2011 en Palencia, con una mortalidad aproximada del 40%, mucho más alta que la de otras patologías como el SIDA o el cáncer.

Imagen del Complejo Hospitalario de Palencia. - Foto: / DP

Sudores fríos, fiebre alta, mareo o taquicardia. Estos, y otros tantos síntomas, son  los principales indicadores de que una persona padece sepsis.

Esta enfermedad, una de las que más incidencia tiene pero de las menos reconocidas, produce unas 135.000 muertes al año en Europa. En Palencia se estima que, durante el mismo período, unas 100 personas pierden la vida a causa de la afección.

Con el propósito de sensibilizar y combatir el desconocimiento que existe sobre el trastorno entre la población en general y los profesionales sanitarios en particular, se ha organizado hoy, a nivel mundial, el llamado Día de la Sepsis bajo el lema Detener la sepsis salva vidas. El Hospital Río Carrión de la capital será el encargado de concienciar a facultativos y palentinos por medio de una sesión clínica en la Unidad de Cuidados Intensivos, y a través de la distribución de documentación explicativa por las distintas consultas de Enfermería del Centro.
«Esta patología es muy grave. Detectarla a tiempo favorece enormemente el pronóstico del paciente y la posibilidad de sobrevivir. En los casos de sepsis grave, o shock séptico, los afectados tienen una elevada mortalidad, en torno al 40%», explica Juan López Mesa, jefe de la Unidad de Medicina Intensiva del Río Carrión.

La enfermedad aparece cuando el cuerpo trata de dar respuesta a una infección de origen bacteriano o de otros microorganismos. El sistema inmunológico termina trabajando de más y esto no permite que las funciones en la sangre sean realizadas con normalidad, provocando de esta forma un fallo multiorgánico que deriva en la muerte.
La mortalidad se asocia a varios factores, entre los que se incluyen la gravedad de la sepsis, el tipo y foco de la infección, el tipo de bactería o la edad del paciente.
«Los ancianos, y aquellos que presentan el foco infeccioso en la zona abdominal, son los pacientes con mayor riesgo», recuerda el facultativo.

Gravedad. Pese al desconocimiento entre gran parte de la sociedad de esta afección, la sepsis  «tiene una incidencia mayor que el cáncer de próstata y mama, el SIDA y enfermedades cardíacas  juntos», subraya el especialista.
A nivel provincial, López Mesa indica que, entre 2010 y 2011, se diagnosticaron 170 casos graves cada año, «unas cifras acordes a la media mundial, situada en los 100 casos por 100.000 habitantes».

«Si la investigación de la patología se potenciase, que en comparación con otras es muy baja, y se crearan unidades específicas, el coste del tratamiento para la sanidad pública se reduciría casi a la mitad», indica el doctor.