El concurso de traslados renovará 1.884 plazas de docentes

P.V.
-
Alumnos de un centro rural agrupado de León, los colegios que más movilidad de docentes tienen. - Foto: Ana M. Díez

Los sindicatos aseguran que al menos faltan 300 puestos de profesores y maestros por convocar para cubrir las necesidades de las plantillas jurídicas

Miles de profesores de toda España están pendientes del concurso general de traslados que este año es de ámbito estatal. Cada dos años se convoca este proceso para los docentes que quieren cambiar de destino en su comunidad o en otra. En esta ocasión, el concurso permitirá renovar 1.884 plazas docentes en Castilla yLeón durante el próximo curso, un menor número de las que se convocan habitualmente en el autonómico, pero que pese a esta cifra, los sindicatos todavía advierten que al menos faltan 300 puestos de profesores y maestros por convocar para cubrir todas las necesidades establecidas en las plantillas jurídicas acordadas para el curso 2019-2020.
En el concurso nacional de traslados del curso 2016-17 -el último convocado a nivel estatal- participaron cerca de cien mil docentes de Primaria y enseñanzas medias de toda España, de los que un tercio consiguieron plaza, según las estadísticas del Ministerio de Educación. En el caso de Castilla y León lograron un puesto 877 maestros, de los que 636 lo hicieron en la misma provincia, mientras que 66 se tuvieron que trasladar a otra Comunidad. En el caso de los profesores fueron 484, de los que 404 consiguieron plaza en la misma región.
En el concurso general de ámbito estatal convocado este año han salido 1.884 plazas, de las que 1.185 son para Secundaria y otras enseñanzas medias, mientras que 699 son para maestros. Actualmente ya se ha publicado de forma provisional la resolución del concurso tanto en el caso de maestros como de profesores de Secundaria, aunque todavía no es definitiva la adjudicación de vacantes.
«Las condiciones en las que participan no son las mismas para todos los docentes, ya que esto es para funcionarios de carrera que han superado el proceso selectivo y dentro de ellos hay de varios tipos. Hay gente que tiene que participar de forma obligatoria porque no ha obtenido destino definitivo, y luego hay otra gente que participa por la movilidad. En esos casos, la valoración difiere un poco, porque por ejemplo en los que están obligados a concursar de oficio, en algún caso les acaban dando un destino en una provincia que no es la primera que han solicitado», explicó la responsable del sector de Educación en CSIF Castilla y León, Isabel Madruga.
Este sindicato puso el foco en los problemas que existen en la Comunidad por la «dispersión rural» existente, ya que hay algunas provincias como es el caso de Soria, «donde sistemáticamente se quedan muchas plazas sin cubrir porque no las quiere nadie».
«Lo más importante del concurso de traslados es que salgan todas las plazas que tienen que salir, es decir que la Consejería de Educación se esfuerce en sacar todas las plazas que deben salir, y para eso se hace un seguimiento de las no convocadas», explicó Madruga. Precisamente, la Junta de Personal de Soria ha trasladado recientemente al consejero de Educación y a la Dirección General de Recursos Humanos su preocupación por el reducido número de vacantes que se ofertan en esta provincia en el Concurso General de Traslados, por lo que reclaman cerca de 60 plazas solo en la provincia y unas 300 en toda la Comunidad tanto de Infantil y Primaria como de Secundaria.
Desde el CSIF detallaron que también depende mucho de las especialidades que haya: «Como Lengua que es una materia con mucha carga horaria en los centros, hay más plazas, pero hay muchas otras especialidades como Física y Química donde a lo mejor la gente está diez años sin obtener un destino definitivo, entonces en esas especialidades la conciliación de la vida familiar y laboral se ve muy perjudicada porque andan todos los años a expensas de a ver donde me van a mandar, tengo que estar otro año y ya sin expectativa de destino, sin saber a qué provincia ir», señaló la responsable autonómica de este sindicato.
Estabilidad de plantillas

Tanto desde CSIF como desde el sindicato Anpe destacaron que al final lo más importante del concurso de traslados es que permita dar «estabilidad» a las plantillas de los centros, principalmente en zonas rurales donde la movilidad es prácticamente habitual todos los cursos.
«Todos los años se deciden las plazas que salen o no al concurso de traslados de acuerdo con esos criterios, independientemente de concurso nacional o autonómico. El problema que tenemos ahí es que los criterios están asentados en los recortes, sobre las horas lectivas actuales y nosotros pedimos que se hagan con menos horas lectivas y con las necesidades reales de los centros y puedan salir todas las plazas con arreglo a la revisión de los recortes», reclamó Madruga, que indicó que en el caso de Castilla yLeón esta situación repercute en las plantillas jurídicas.
«Lo que es evidente es que esto es consolidación de empleo y estabilización de plantillas, que es lo que queremos en Castilla y León, lo que hacen es sacar más plazas en el autonómico porque así se coloca su gente. Por ejemplo, las de compensatoria solo salen en el autonómico», detalló la responsable de CSIF, que aclaró que la participación «puede ser voluntaria», aunque en el momento en el que apruebas la oposición tienen la obligación de participar en el concurso y el año que sacas la plaza deben estar dos cursos en ese destino. «Entonces los concursos de traslados siempre van ligados a las oposiciones», añadió Isabel Madruga.