Una joya convertible

Agencias
-

El nuevo Corvette Stingray 2020 es el primero de la marca con techo rígido descapotable y mantiene su potencia de 569 caballos

Una joya convertible

El Chevrolet Corvette Stingray Convertible 2020 es el primer Corvette descapotable de techo duro en la historia de la marca estadounidense, así como una clara alusión a la historia del modelo, que nació en 1953 como un convertible.
Para la octava generación del Corvette, Chevrolet ha operado una pequeña revolución al crear el nuevo deportivo con un motor central. Sin embargo, no iba a pasar por alto la tradición de una versión descapotable. Hoy, la marca americana presenta el nuevo Corvette Convertible, la versión descapotable del Corvette C8 Stingray. Y lo hace con un techo duro retráctil que puede desplegarse y retraerse con el coche en movimiento hasta 50 kilómetros/hora. La operación tarda 16 segundos y está asistida por seis motores eléctricos en vez de sistemas hidráulicos.
La mayor parte de la consistencia del Corvette C8 proviene de su arquitectura de viga central, por lo que cortarle el techo no debería afectar de forma notable la rigidez torsional del coche
Una joya convertible Una joya convertible La cubierta, composite, adopta el color de la carrocería para formar un todo. Cuando se guarda, la tapa del motor se levanta para que el hard top se pliegue en un compartimento con protección térmica, concebido para resistir el calor que emana del propulsor. La capacidad de carga del vehículo no se ve alterada pese al cambio de carrocería. 
No han trascendido imágenes del interior del Chevrolet Corvette Stingray Convertible 2020, aunque la firma asegura que la integración del techo duro brindará a los propietarios la posibilidad de disfrutar del mismo nivel de comodidad y confortabilidad que el coupé. El objetivo, explican, es que la carrocería descapotable no comprometa en ningún modo la experiencia de poseer un Corvette.
Aunque la marca no ha detallado el equipamiento es previsible que éste sea el mismo que el Stingray coupé. Esto es cámara de visión trasera, asistente de aparcamiento trasero o controles de tracción y estabilidad. También incluye un ‘teen mode’ o modo adolescente que, asociado a unas llaves, permite a los propietarios ceder el coche a sus hijos con la tranquilidad de que no podrá desactivar las ayudas, entre otras funcionalidades.
Una joya convertible Una joya convertible El Chevrolet Corvette Stingray Convertible 2020 equipa el mismo motor atmosférico V8 LT2 de 6,2 litros que el Stingray coupé. Combinado con los escapes de alto rendimiento, entrega 495 caballos de potencia con un par motor de 637 Newton metro y pasa de cero a 100 km/h en menos de tres segundos con el pack performance opcional.
Toda esta potencia se traslada al eje trasero a través de la primera transmisión automática de doble embrague y ocho velocidades de Corvette, que sustituye a la caja de cambios Tremec del Stingray convencional, aunque no modifica su configuración.
El Chevrolet Corvette Stingray Convertible 2020 cuesta 6.800 euros más que su variante coupé, por lo que su precio aproximado es de 61.500 euros.