Tercera Actividad cumple 18 años

DP
-
Tercera Actividad cumple 18 años - Foto: RICHY

El centro gestionado por la FSMR ha elaborado un completo programa de actividades para celebrar su aniversario junto a las familias de los usuarios y los vecinos de la zona

En julio de 2001 abría sus puertas en Aguilar de Campo, Tercera Actividad, una residencia de ancianos gestionada por la Fundación Santa María la Real. ¿Su reto? Prestar doble servicio a la comunidad: generar empleo y atender a los mayores del territorio.
Hoy, 18 años después, el espacio es mucho más que una residencia, se ha convertido en un auténtico centro integral de atención a personas mayores cuyo lema es que "no hay edades, sino experiencias". De ahí que su principal objetivo sea fomentar la autonomía y la independencia de los abuelos, desde la profesionalidad y la cercanía.
"Siempre hemos apostado por contar con un equipo profesional multidisciplinar, capaz de empatizar con las personas a las que atendemos", explica Marimar Espartero, directora del área de Atención Social de la FSMR. "Gracias a ellos, a su implicación, hemos consolidado un centro abierto y dinámico, comprometido con la sociedad y el entorno que le rodea", dice.
Siguiendo esta premisa, para celebrar su mayoría de edad, el equipo del centro ha preparado un completo programa de actividades que comenzó el martes con la actuación del grupo de teatro Jóvenes Actores de Ayer, del Centro de Día de Personas Mayores de Barruelo de Santullán, que puso en escena Viva Méjico.
La programación continuará el próximo miércoles, jornada en la que se llevará a cabo una actividad intergeneracional con alumnos de 4º de Primaria del colegio San Gregorio, que ayudarán a los abuelos a plantar flores y aprenderán lo que es un huerto en altura, además de visitar el invernadero. "Para ellos es muy importante el contacto con los niños, les aporta alegría y es bonito ver cómo comparten risas, historias y experiencias", cuenta Natalila García, trabajadora social de Tercera Actividad, quien ha coordinado las actividades.
La propuesta incluirá también una misa, el jueves 6 de junio, y una actividad lúdica el viernes 7. "Solemos realizar un superbingo con la participación de familiares y amigos, dado que a los abuelos les entretiene mucho y es una forma de entrenar sus habilidades psicomotoras". Lo principal, según explican tanto Marimar como Natalia, es conseguir que los mayores pasen un buen rato y continuar abriendo las puertas del centro a la sociedad de Aguilar y su entorno.