Pondrán a la venta una parcela por 1,8 millones

Carlos H. Sanz
-

El Ayuntamiento tiene listos los pliegos para una nueva operación inmobiliaria con la que afrontar el pago de sentencias

El alcalde, Alfonso Polanco, expresó hace unos días su deseo de reducir al mínimo la deuda del Ayuntamiento por las sentencias urbanísticas sobre el sector 8. Bajo esta promesa, la comisión de Contratación dio ayer cuenta de los pliegos para la enajenación mediante concurso público de una parcela de 5.200 metros cuadrados para la construcción de vivienda protegida.
El solar, que lleva por nombre P-51, está ubicado en el camino de la Torrecilla, y si su venta se culmina, las arcas municipales ingresarán 1.892.000 euros, los cuales no se podrán destinar ni a inversiones ni a pagar deuda, sino que se guardarán para comprar terrenos para el patrimonio municipal, restituyendo así los que se destinaron de forma ilegal a vivienda libre en el Sector 8, hoy barrio de la Nueva Balastera.
Este terreno está muy cerca del que el Ayuntamiento enajenó recientemente, un solar de 5.096,43 metros cuadrados, que fue vendido a la cooperativa VPO Paseo de la Julia por 729.018 euros. 
Sentencias. Caber recordar que solo para el cumplimiento de la primera sentencia, el Ayuntamiento necesitó cinco años. En noviembre de 2012, la ciudad adquirió tres solares en las calles Mallorca, Colombia y María Teresa Ruiz de la Parte por valor de 658.982 euros, dinero que se sufragó con cargo al crédito de 4,7 millones de euros que contrató el equipo de Gobierno socialista en mayo de 2010. 
En junio de 2013, el Ayuntamiento compró por 1.714.371,87 euros otros dos solares ubicados en los barrios de El Cristo y San Antonio, concretamente, en el paseo del Otero y en la avenida de Asturias, respectivamente. 
Y, finalmente, el año pasado, el Ayuntamiento selló la compra de parcelas en el paseo de Victorio Macho y la calle Batalla de Tamarón por valor de 1,45 millones de euros. En total, 3,8 millones de euros invertidos durante el primer y segundo mandato de Polanco, un dinero que, como siempre ha sostenido, se podía haber dedicado a otras inversiones. 
Ahora el Ayuntamiento abre un nuevo frente para terminar de dar cumplimiento a la segunda sentencia y sondea de nuevo el mercado en busca de empresas que estén interesadas en este solar, ubicado a solo un paso del parque Ribera Sur, un enclave que seguro despertará el interés futuro de familias compradoras. Si el mercado inmobiliario responde y la venta sale adelante, estas viviendas estarán construidas en un plazo máximo de cuatro años, si se mantienen las condiciones de su antecesora. 
La hipoteca de ocho millones de euros que el Ayuntamiento firmó cuando en 2004 vendió ilegalmente cuatro parcelas para la construcción de viviendas libres, sigue ocupando parte de los esfuerzos de la concejalía de Urbanismo y de todo el Consistorio. La venta de esta parcela acercará un poco el deseado final de verse libre de una pesada carga.