Las pernoctaciones rurales y los viajeros caen un 6,4 y 11%

SPC
-

La Comunidad pierde el liderazgo en España en turismo rural, en beneficio de Baleares

Las pernoctaciones rurales y los viajeros caen un 6,4 y 11% - Foto: Rosa Blanco

Castilla y León registró el pasado mes de septiembre 139.158 pernoctaciones de turismo rural, un 6,38 por ciento menos que en el mismo mes del pasado año. Además, el número de viajeros se situó en los 68.836, lo que representa un 11 por ciento menos. A nivel nacional, las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural se incrementaron en tasa anual un 0,48 por ciento, frente a una caída de los viajeros del 1,48 por ciento, según los datos de la Encuesta de Ocupación de Alojamientos Turísticos Extrahoteleros (EOAT) que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Castilla y León perdió en septiembre el liderazgo de turismo rural en España, en beneficio de Baleares. Pese a que la Comunidad fue la que sumó más viajeros, quedó relegada al segundo puesto en cuanto a pernoctaciones. Castilla y León registró 139.158 frente a las 185.792 de Baleares, de los que la mayor parte fue de extranjeros. Los establecimientos de las Islas también alcanzaron el mayor grado de ocupación, con el 57 por ciento, un porcentaje que en Castilla y León se quedó en el 14,3 por cietno.

Además, las provincias de Ávila (con 23.740 pernoctaciones), Burgos (22.207), León (20.034), Segovia (19.386) y Soria (14.258) aparecen entre los quince destinos preferidos. Málaga, con 81.995 pernoctaciones lidera la clasificación, por delante de Gerona, mientras que Ávila ocupa la quinta posición; Burgos, la octava; León, la novena, y Segovia, la décima.

Por número de viajeros, Castilla y León lideró con holgura la tabla, al concentrar el 16,5 por ciento de los 415.812 viajeros de España, mientras que Baleares, que ocupó la segunda plaza, sumó 47.545, y Cataluña, en tercer lugar, alcanzó los 42.601. En cuanto a la estancia media, los datos fueron peores a los de la media nacional, ya que Castilla y León cerró el mes con 2,02 días, mientras que la estancia media del país llegó a los 2,54 días.

Según los datos consultados por la agencia Ical, el número de establecimientos en septiembre se elevó en la Comunidad hasta los 3.612, con una oferta de plazas de 32.315 que dieron empleo a 5.027 personas. El grado de ocupación por plaza fue del 14,3 por ciento, mientras que los fines de semana se situó en el 31,8 por ciento. A nivel nacional, con 17.934 alojamientos de turismo rural, el grado de ocupación fue del 20 por ciento, y durante el fin de semana del 35,6 por ciento.

Del total de las pernoctaciones en la Comunidad, el 12 por ciento (16.794) correspondió a extranjeros mientras que el grueso fue para los residentes en España (122.364).

Además, en septiembre los albergues de Castilla y León registraron 6.094 pernoctaciones y 2.746 viajeros, mientras que los apartamentos turísticos sumaron 37.225 pernoctaciones y 16.218 viajeros.