Cuna de la tradición popular guardense

Jorge González
-
Cuna de la tradición popular guardense

La Agrupación Folklórica de Guardo representa uno de los símbolos de la cultura palentina. Nacida en 1978 y con 41 años de historia a sus espaldas, es una de las asociaciones más destacadas de toda la provincia

Las diversas comarcas naturales que integran Palencia ofrecen una gama tan importante de variantes con respeto a la manifestación de la cultura popular, que es muy difícil de ofrecer en su totalidad una panorámica de la misma.

Las características étnicas y espirituales del pueblo montañés se reflejan con fidelidad en la música y en sus danzas. De esta forma, el Alto Carrión no sería lo mismo sin una de las asociación más populares de la comarca.

Al mismo tiempo que los ciudadanos ratificaban la Constitución Española en 1978, se fundaba la Agrupación Folklórica de Guardo, cuya razón de ser es la demostración viva de todas esas manifestaciones artísticas.

Su primera aparición al público fue para las fiestas patronales de San Antonio en 1979 y desde entonces no ha parado de crecer tanto cultural, como social y patrimonialmente a lo largo de los años.

danzas y jotas. El estudio de las tradiciones no se limitó desde un primer momento al territorio palentino, sino que se extendió por comarcas limítrofes de otras provincias, como León y Zamora, o Comunidades Autónomas como Asturias o Cantabria.

El abanico y repertorio de canciones rurales y danzas antiguas que abarca la organización de la comarca minera es impresionante. Las más puras, como ellos las definen, las de la preciosa Montaña Palentina; La Rueda de Brañosera, La Jota de Guardo, El Boleruco, la típica Boda Montañesa e incluso otros bailes como la Jota de los Cardaños o La Pequeñita.

Además de ellas, representan el sentir popular de otras zonas, como Tierra de Campos con la Jota de los Labradores y la de San Roque; León con la Jota de Boñar, El Molino, Jota de Grajal de Campos, Rosa de mil colores, el Redoble y el Pontedo; o comunes a toda la Cordillera Cantábrica como Los Bailes a lo Ligero y la Jota de El arbolito.

Por otra parte, la Agrupación posee una rica colección de indumentaria popular de las provincias de Palencia y de León; de faena y el de gala en la Montaña Palentina, panadera de Grijota, el de la Montaña Oriental Leonesa, el de fiesta de la Montaña de Riaño, Maragato, Alija del Infantado, Castrocalbón, o el de danzante, entre otros, que tienen un gran valor etnográfico.

«Esa indumentaria se ha ido comprando o se ha elaborado con el paso de los años basándose en modelos auténticos, buscando siempre la recuperación de valores tradicionales, que de otra manera se quedarían en el recuerdo», señala a Diario Palentino su presidenta, María José García.

ACTUACIONES. Toda esta labor queda reflejada en diversas actividades llevadas a cabo por la Agrupación a lo largo del año.

Por eso, desde la Asociación guardense, y durante más de 40 años, han sabido llevar el folklore popular por gran parte de la geografía del norte de España, donde participan en numerosos eventos, ferias, fiestas o actos culturales que le han hecho ganarse un nombre propio en este tipo de festejos populares y tradicionales.

Así, cabe destacar la amplia gama de actividades que han desarrollado estas décadas, llevando el nombre norteño por bandera, esa que ahora se hace más característica a través de la enseña que lleva Guardo y que se manifiesta a través de su pendón medieval (con permiso del escudo municipal), que espera ser reconocido, junto con todos los de Palencia, como Bien de Interés Cultural por la Junta de Castilla y León.

Sólo en el pasado año 2018, participó en 27 eventos realizando otras tantas actuaciones. Comenzó la temporada con la presentación del ramo leonés en la misa de reyes del 6 de enero y la finalizó con varias actividades en Ibiza a principios de diciembre. Entre medias y durante todos los meses, diferentes actos de marcado carácter cultural; como el día del peregrino, la pendonada, el festival o las fiestas de Guardo, el día de la provincia en Velilla, pendonada en La Olmeda, o viajes para celebrar bailes y danzas en Albacete e incluso en Oporto (Portugal).

Ahora, durante este 2019, ya han celebrado cuatro actividades destacadas (entre ellas el primer Festival Folklórico Infantil de Guardo del pasado fin de semana y que contó con un gran éxito), y ya tienen programadas otras seis importantes, donde incluso viajarán a El Escorial, La Coruña o Bilbao.

Cabe destacar que la Agrupación no ha pasado siempre por buenos momentos, e incluso estuvo apunto de desaparecer, pero resurgió con gente nueva que se interesó por el proyecto y ha seguido adelante con fuerza y firmeza.

«Estamos luchando con muchas ganas», destaca la presidente García, que apunta, asimismo, que se trata de un grupo de diferentes edades, «pero todos a una con una relación ‘familiar’ fantástica».

Tras sacar adelante el grupo de mayores, la asociación se está centrando en la sección infantil. «Los niños son el futuro y han comenzado a acudir a festivales y a bailar nuestras jotas», afirma María José antes de finalizar con una petición, «tenemos que intentar no se pierda el folklore tradicional».

Con estos ingredientes, estamos seguros de que el éxito y la motivación está asegurado en Guardo.

 

*Más información en la edición impresa y en la app de Diario Palentino.