El '11' ya es eterno

Agencias
-
El '11' ya es eterno - Foto: Alejandro García

El Barcelona aprovechó los prolegómenos del clásico de la Euroliga contra el Real Madrid para retirar la camiseta con el número '11' de Juan Carlos Navarro en un emotivo acto en el Palau Blaugrana

 El manager de la sección de baloncesto del Barça Lassa, Juan Carlos Navarro, ya es oficialmente una leyenda del club blaugrana al ver colgada su camiseta en lo más alto del Palau Blaugrana desde este viernes, cuando en la previa del Clásico de la Euroliga frente al Real Madrid recibió el homenaje de la entidad y de su afición, que se asegura tener a la 'Bomba' de su lado de por vida. 
  "Tengo muchos nervios pero estoy contento, con toda mi gente", aseguró el gran protagonista de la tarde, eje central de un acto emotivo y largo, que empezó con un 'mapping', que incluyó el homenaje del Real Madrid de manos de su capitán Felipe Reyes y que concluyó con el 'descuelgue' de su camiseta con ayuda de sus dos hijas. 
  Navarro, 35 títulos en 1.139 partidos, con 13.609 puntos anotados, dedicó el homenaje a su larga carrera de más de dos décadas que le convirtieron en capitán y mítico del Barça Lassa a su padre, fallecido a finales de 2018. "Es un honor. Es el homenaje que quería, el más emocionante de mi carrera es estar aquí en el Palau con la afición, familia, con mi gente", señaló. 
  "Cuando mi padre me montó una canasta en el patio de mi casa, ni en mis sueños podía soñar con que acabaría siendo mi casa el Palau. Ha sido una carrera excelente, he intentado dejarme la piel por este club siempre. Visca el Barça", resumió la 'Bomba'. 
  De 1997 a 2018, con 21 años en la palestra y la mayoría de ellos siendo clave en el Barça, el equipo del que fue santo y seña, Navarro se forjó una carrera ya vanagloriada. Una carrera que bien mereció el pasillo de honor que le hicieron la actual plantilla del Barça Lassa junto a una representación del baloncesto de base del club. 
  Así entró Navarro a pista, con la plantilla del Real Madrid y su cuerpo técnico en pie desde su banquillo. Poco después saldría su compañero en la selección Felipe Reyes a darle un obsequio, con el Palau en pie agradeciendo el gesto del eterno rival, el mismo que poco después sería pitado en el partido. Respeto y honor y sana rivalidad deportiva en un mismo día. 
  No se perdieron el acto y abrigaron al '11' Nacho Solozábal, Andrés Jiménez y Roberto Dueñas, tres de las otras cuatro leyendas que tienen retirada su camiseta en el Palau Blaugrana, ya que 'Epi' no pudo asistir por motivos personales. Con Navarro ya forman un 'quinteto de ensueño' en lo más alto del mágico Palau. 
  El acto estaba inicialmente previsto para el pasado 25 de noviembre antes de un Clásico de la Liga Endesa, fue anulado por el fallecimiento del padre de Navarro, presente en el recuerdo del jugador de Sant Feliu de Llobregat y recordado en una tierna ovación por una afición que llenó el Palau Blaugrana en el, ahora sí, último homenaje a la 'Bomba'.