Unos 700 participantes recorren la ciudad en la Marcha de 'Feafes'

Laura Burón / Palencia
-
Los asistentes conformaron una marea roja gracias a la camiseta que recibieron por su colaboración con 'Feafes'. - Foto: Eva Garrido

Patinadores, andarines y corredores asisten a la primera edición de esta carrera con la que se pretende dar visibilidad a las personas que padecen algún tipo de enfermedad mental

La Carrera Solidaria Feafes consiguió reunir a más de 700 personas en su primera edición. Patinadores, andarines y corredores aprovecharon una agradable mañana de domingo para hacer algo de deporte y contribuir a una buena causa. Con algo de retraso sobre el horario previsto por que todavía había gente apuntándose al evento en el mismo momento en el que debía comenzar la carrera, los patinadores abrieron el recorrido, para dos minutos después seguirles los corredores y cerrar la prueba los que optaron por hacerla andando.
Familias completas incluidas las mascotas, niños en patinete, carritos y cochecitos de bebé... formaron parte de esta marcha roja (color de las camisetas que regalaron desde la organización) que recorrió cuatro kilómetros por el centro de la capital palentino.
El objetivo principal de esta iniciativa era dar visibilidad al colectivo al que se dedica Feafes, las personas con problemas de salud mental. «La finalidad es dar visibilidad a estas personas, apostar por la normalización de la enfermedad mental y luchar contras los estigmas y en un segundo plano, recaudar fondos», señaló ayer Rosa Gómez, presidenta de Feafes. Y es que la inscripción en la prueba tenía un coste de cinco euros que se destinarán a los distintos programas que desarrolla la entidad. «Ofrecemos rehabilitación cognitiva y psico-social y actividades de ocio y tiempo libre», explicó la coordinadora, Ana Martín. «Ayudamos a los usuarios a adquirir y mantener habilidades básicas que han perdido por su enfermedad», matizó.
Feafes está formada en estos momentos por 250 socios, 60 usuarios y 13 trabajadores a los que hay que sumar los familiares que participan en la Escuela de Familias. Con tanta gente involucrada en su proyecto tienen serios problemas de espacio para desarrollar todas sus actividades y por eso, reclaman una sede nueva. «Nos hemos reunido con varias Instituciones y sabemos que son conscientes de nuestra situación pero de momento, no hay solución», afirma Ana Martín, que asegura que Feafes no puede ni comprar ni alquilar un local debido a su bajo presupuesto.