Los precios de la vivienda caen un 30% en 10 años

J. Benito Iglesias
-

Los empresarios de la construcción dicen que cuesta mucho salir de la crisis al tener que edificar por debajo de los costes

Los precios de la vivienda caen un 30% en 10 años - Foto: Sara Muniosguren

El precio medio de la  vivienda (terminada y usada) en la capital al  concluir el cuarto trimestre de 2019 cayó una 28,7 por ciento y se situó en los 1.150 euros por m2  en comparación con el mismo trimestre de 2009, diez años atrás, donde había que desembolsar 1.614 euros por m2, según se desprende del último informe de la sociedad pública de tasación Tinsa. En la provincia el descenso en el precio fue un poco más acusado al pasar de los 1.374 euros m2 de hace una década, a los 957 euros por m2..
Pese al descenso acumulado,  hubo un crecimiento interanual del precio en un 3,1% en los últimos doce meses, pero desde los valores máximos alcanzados en comparación con 2008 -cuando empezó a notarse la crisis económica en el sector inmobiliario- el valor de los pisos en la ciudad se ha depreciado un 35,6%.
Los datos en Palencia no difieren mucho de los registrados en Castilla y León al concluir 2019 respecto a los de 2009, donde el precio medio a la hora de adqurir un inmueble era de 1.487 euros por m2, que ha bajado en la actualidad  hasta los 1.031 euros por m2. 
El comportamiento de la caída de precios acumulada en la última década a nivel nacional fue un poco mejor que en Palencia y en el conjunto de Castilla y León, y actualmente se paga un precio medio  de 1.374 euros por m2 al comprar una vivienda usada y y nueva, frente a los 1.760 euros por m2 que había que desembolsar en 2009.
Según el informe elaborado por Tinsa, el mercado residencial ha evolucionado en general en negativo en la capital y provincia, pese a un ligero repunte en el último año en cuanto al precio medio de la vivienda. Tampoco la situación fue mejor en Castilla y León en el cuarto trimestre de 2019, con una mínima subida de un 0,1%, un dato inferior al registrado en el último trimestre del año anterior.
En la Comunidad, el precio de la vivienda alcanzó su máximo en el tercer trimestre de 2007 con 1.653 €por m², mientras que el mínimo se registró en el primer trimestre de 2001 al alcanzar los 913 por m².
La opinión del sector. En el sector constructivo se ve estancamiento, pese a un ligero repunte en los últimos dos años, y la opinión no es positiva en cuanto a la posibilidad de poder incrementar la actividad y que sea rentable a la hora de vender  a un precio adecuado. El presidente de la Asociación de Empresarios de la Construcción de Palencia (Aecopa), Miguel Alonso, sostiene que se «ha trabajado más en 2019 como lo refleja el informe Tinsa, en concreto la subida fue de un 3,1 por ciento, pero el precio medio es de 1.150 euros por m2 y  de  957 euros en la provincia y no hay un repunte que ayuda a mejorar, ya que los promotores están edificando con unos precios ajustadísimos para poder vender».
 Para el responsable de la patronal de la construcción, esta resaca de la crisis inmobiliaria -que empezó a extender sus tentáculos en 2008- ahogó a muchas empresas, alguna de las cuales echó la persiana, y esto obliga a que «todo el sector se tenga que dar un vuelta y apretarse un poco más si cabe para obtener rentabilidad».
Alonso pone un ejemplo clarificador de lo que los precios bajos  por m2 que tiene el mercado inmobiliario actualmente supone para los constructores: «En cuanto sube un poco el acero, tú no puedes poner poner un precio más alto para vender una vivienda ya que has firmado un contrato. Al final eso redunda en que has hecho una obra para finalmente perder dinero, ya que el precio del acero es muy volátil y lo que compras un en mes en 450 euros al siguiente ha podido subir a 650. Sí es verdad que estamos trabajando un poco más, pero creo sinceramente, en mi opinión, que por debajo del umbral de la rentabilidad, ya que las empresas  de lo contrario no estarían dando pérdidas actualmente».
Daños colaterales. A pesar de que la construcción posee un convenio colectivo sectorial, el presidente de Aecopa dice que la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a los 950 euros también tiene un efecto negativo en el mercado inmobiliario. «Aunque piense lo contrario, en un tiempo se verá que sí afecta. Se están destruyendo más de 8.000 empleos diarios en la agricultura en el país. No nos podemos olvidan de que Castilla y León es Tierra de Campos y que en Palencia vivimos más de la agricultura de lo que se piensa. Cuando los agricultores y ganaderos invierten lo hacen y mucho en adquirir viviendas, especialmente en la capital y se hacen casas también en los pueblos. Tengo claro que la agraria es una industria importante y que otros sectores nos beneficiamos de que le vaya bien y crezca», indica.
 En otro punto, Miguel Alonso asegura que para la construcción hubo épocas boyantes donde se pagaba por una vivienda unos 1.700 euros m2   y ahora eso sería impensable. «Estoy totalmente de acuerdo en que era una cifra alta, pero los 1.150 euros actuales son escasos y lo normal sería estar entre los 1.350-1.400 euros y eso se perdió en una crisis global, que no provocamos nosotros, y no se ha recuperado. Yo creo que se construye desde mi punto de vista por debajo de la rentabilidad. Hay promotores que arriesgan y es loable que estén sacando viviendas al mercado, pero la realidad es que se están jugando mucho», expone.