La Policía Local estudia premiar una mayor disponibilidad

O. H.
-
La Policía Local estudia premiar una mayor disponibilidad - Foto: Eva Garrido

La escasez de efectivos, por la jubilación anticipada de hasta 50 policías a lo largo de este año, mueve al Ayuntamiento a buscar medios para cubrir las necesidades del servicio

La Policía Local de Palencia no puede cubrir el servicio tal y como estaba planteado hasta el pasado 31 de enero. No puede porque le faltan agentes. La jubilación anticipada ha provocado que a día de hoy, ya faltan 32 agentes con respecto a la cifra de agentes que había entonces. Por ello, tal y como reconoció el alcalde de la capital, Alfonso Polanco, durante la celebración de la festividad del Santo Ángel, «a la espera de las incorporaciones, estamos estudiando la mejor opción para crear un reconocimiento remunerado a la disponibilidad, con el fin de reforzar el servicio». Es decir, incentivar a mayores a los actuales agentes que estén en disposición de hacer más horas, cubrir más servicios y más eventos.
Todo ello, a escasas fechas de la Semana Santa, y de dos convocatorias electorales (con las necesidades de notificación de los miembros de las mesas), además de los períodos vacacionales. Y cada mes que pase, serán menos los agentes que queden, puesto que un total de 50 anunciaron al Consistorio su intención de acogerse a la jubilación anticipada a lo largo del presente año.
«Hay servicios extraordinarios que no se están pudiendo cubrir por falta de agentes», indicó uno de los 90 agentes que quedan en el Cuartel, de los 147 que según el catálogo debería tener el cuartel.
Por tanto, el Consistorio se ha visto forzado a buscar alguna medida para poder mantener el servicio de Policía hasta la incorporación de los nuevos agentes, que tendrán que pasar primero por el proceso selectivo, para más tarde, los elegidos, cumplimentar un período formativo que aún está por determinar.
Según Polanco, el sistema de incentivos es «una modalidad que podríamos mantener en el tiempo si surte los efectos esperados de respuesta». La idea es que cada agente pudiera estar al menos 6 jornadas disponible a mayores. Sin embargo, la situación en el cuartel, dicen, es insostenible debido a la ya intensa falta de medios personales. «Una mala gestión, no decimos si de este Ayuntamiento, o del Gobierno, del decreto de la jubilación anticipada, está provocando estos problemas. Además, aunque el Ayuntamiento está poniendo todo de su parte, quizá no lo está haciendo de la forma más diligente», explicó Rafael Nogales, delegado del sindicato SppmCyL.
En medida de protesta y en significación del ambiente en el cuartel, ayer no se escenificó el tradicional pase de revista por parte del alcalde (porque no se han apuntado voluntarios suficientes) y durante el discurso del alcalde algunos agentes se ausentaron del gimnasio para poner de manifiesto su malestar.
Nuevo intentente.  El de ayer fue el primer día de fiesta del nuevo intendente jefe, Luis Miguel Palacios, quien aseguró que «es cierto que afrontamos una período delicado y de transición por la numerosas bajas producidas especialmente en el año presente y el pasado, pero que vamos a afrontar con esfuerzo, dedicación, optimismo y trabajo de todos, remando en la misma dirección para conseguir los objetivos y la misión encomendada, lo que ha motivado la reestructuración de algunos servicios y destinos», tales como la presencia de agentes en los CEAS, entre otros. 
Por ello, «los esfuerzos y cambios necesarios para desarrollar el plan que debemos implementar deben estar dirigidos a incrementar la eficacia operativa, la proximidad al ciudadano, la imagen del Cuerpo, la preparación técnica, el grado de satisfacción personal de los propios policías y las relaciones con otras instituciones, asociaciones, colectivos y  otras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad», indicó.
Balance. En este año de cambios, el alcalde agradeció la labor de coordinación de los dos anteriores jefes, que con el rango de inspectores (dos por debajo del que marca la Ley de Policías de Castilla y León) han dirigido el cuartel desde la última festividad: Alfredo Herrero Cisneros, primero, y Jesús Bueno, después. «Deposito en el nuevo intendente jefe mi confianza en su criterio y en su capacidad de gestión para liderar la transformación de este Cuerpo de Policía Local; una transformación que propician tanto el correspondiente relevo generacional y como las nuevas exigencias legales, que reducen la edad de jubilación e incentivan, por tanto, la renovación anticipada de la plantilla».
Polanco recordó durante su discurso que el Ayuntamiento «ha afrontado las propias necesidades dotacionales del cuartel con agilidad y con responsabilidad». Cuantitativamente, «hemos logrado destinar más de 1,2 millones  desde 2013. que han permitido renovar y actualizar tanto instalaciones como parque móvil, vestuario y material, asimismo como  en la nueva sala de transmisiones y control, que centraliza la información respondiendo a criterios smart city», concluyó.

 

Reconocimientos 
Uno de los actos principales de la fiesta de la Policía Local es la entrega de reconocimientos . En este caso fue para los agentes jubilados así como para los policías que llevan en el cuerpo 25 años.
Jubilación. José Luis Fernández, Alberto Ainsua, José Carlos Paredes, Aurelio Pérez, José Miguel Maraña, Gelasio Casero, Francisco Javier Arreal, Francisco Abad, Miguel Ángel Aguado, Gonzalo Bahíllo, Juan José Benito, Fco. Javier del Blanco, Santiago Carlos Calzada, Luis Miguel Conde, Santiago Miguel Curiel, Javier Díez, David García, Jesús Carmelo González, Jesús María Lagartos, Luis Antonio Miguel, Gonzalo Monge,  Emilio Payo, Leonardo Pérez, José Luis Rodríguez, Eugenio Ruiz, Juan Rodríguez.
25 años de servicio.  Teodoro Vián, Gerardo García, Tomás Gómez, Rafael Rojo, Juan Carlos del Campo, Miguel Maestro, Adolfo Cantera,  José María Pérez, Raquel Rodríguez, Jesús A. Villasur, Francisco A. Polvorosa y Luis María Celada.