Forjado en plata

Alberto Moreno
-
Forjado en plata - Foto: Á“scar Navarro

Tras su exitosa participación en el Europeo de pista cubierta de Glasgow, Óscar Husillos se reunió con su entrenador, Luis Ángel Caballero, para planificar la temporada al aire libre y mostrar las dos medallas de plata alcanzadas en la cita europea

U un día, únicamente un día ha tardado Óscar Husillos en regresar al Campo de la Juventud, la fábrica de los sueños, tras su doble medalla de plata europeo en Glasgow para reunirse con su entrenador, Luis Ángel Caballero y planificar la temporada al aire libre, atípica este año hasta prolongarse hasta octubre, cuando se dispute el mundial. En Astudillo encontró la paz el martes y desde ya toca descanso, para comenzar la preparación desde cero.
Con sus dos medallas atendía a Diario Palentino y La 8 Palencia con su habitual simpatía y naturalidad. «Cuando fui a Glasgow no pensaba en que tenía que sacarme una espina. Ya lo pensé así en el Europeo de Berlín y no me salió como hubiese querido, siendo sexto. Fui a Glasgow para disfrutar de la carrera, para tener las mismas sensaciones que en Birmingham. Todo el mundo me lo ha dicho, las medallas importan mucho, pero lo importante era volver a verme sonreír y disfrutar, que este año me ha costado mucho».
Ese grito tras ganar la serie de semifinales llegaba muchas cosas dentro. «Corrí como tenía que correr ante el esloveno, un rival directo. En la eliminatoria de la mañana no me encontraba bien físicamente, tenía un problema estomacal. En la final, tras cruzar la línea de meta, lo primero que hice fue felicitar al noruego».

 

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino