Un problema de humedades pone en peligro la obra de Herminio Revilla

Elena García
-
Tallas de tamaño natural se ubican en la planta del Museo de Barruelo afectada por humedades. - Foto: luisfer1.com

El escultor reitera al Ayuntamiento la necesidad de acondicionar el entorno

El escultor Herminio Revilla teme cada vez que llueve. La obra que acoge el Museo que lleva su nombre en Barruelo de Santullán se está deteriorando «tenemos que achicar el agua lo más rápido posible para evitar que afecte a las esculturas, aunque muchas de ellas ya las hemos tenido que restaurar» afirma con pesar el escultor.
Por este motivo solicita al Ayuntamiento que acondicione el entorno de la casa que acoge la exposición «solo pido que retiren el escombro de una obra municipal que hicieron hace años, que es lo que provoca las filtraciones de agua al museo» insiste a la vez que recuerda, que además lo hicieron en terreno de su propiedad. «Nos hemos visto obligados a elevar del suelo las esculturas para que no se pudrieran por la humedad, pero en esta planta son todas de tamaño natural y alguna de ellas no podemos debido a lo que pesan» manifiesta con pesar.
Ante esta situación y para evitar que se deteriore por completo su obra, Herminio Revilla trata de trasladar parte de la muestra a la casa-museo que él y su mujer están ampliando en la localidad palentina de Villabellaco. «Tenemos muchísimas piezas, podemos llevar sólo las que tengan más peligro de deteriorarse, porque no nos cabe allí tampoco» asegura a la vez que deja claro que no quiere cerrar el museo de Barruelo, porque son muchas las personas que se interesan por su obra.
Por este motivo, la exposición que escultor norteño tiene en la localidad barruelana solo permanecerá abierto con cita previa, ante la imposibilidad de poder atenderlo todos los días. «No nos gustaría que lo que tenemos y hemos logrado con esfuerzo se pierda ahora y queremos que perdure en el tiempo para las generaciones futuras, porque consideramos que se trata del reflejo vivo de nuestro pasado, al fin y al cabo es patrimonio cultural» lamenta Revilla, a la vez que no han descartado la posibilidad «de prestar su obra a un mecenas que se interese por ella y que disponga de unas instalaciones adecuadas incluso fuera de nuestra zona, porque nosotros ya somos mayores y no podemos atenderlo» afirman.
Casa-taller villabellaco. La obra de Revilla supera las más de 300 piezas, por este motivo se vio obligado en el año 2011 a poner en marcha otro espacio para acoger su obra. Se trata de la casa donde nació el escultor palentino que se ubica en Villabellaco.
Una casa-taller donde Herminio Revilla junto a su esposa exponen al público una extensa colección de esculturas y maquetas en movimiento, tallas, colección de radios antiguas, así como las últimas obras en las que está inmerso el artista.
La casa que se inauguró también como Centro de visitantes de la Senda de Ursi en el año 2011, al estar ubicada en el comienzo de dicha ruta ha recibido el pasado año 1.500 visitas. Durante los próximos meses tiene prevista la inauguración de la ampliación de las nuevas instalaciones.
Por su parte, el Grupo Muriel en colaboración con la Junta de Castilla y León, la Diputación de Palencia y el Ayuntamiento de Barruelo «pretenden que el Centro  sea un referente en la región, puesto que la Senda de Ursi ha sido de las más visitadas de Castilla y León» destaca Alberto Rodríguez, presidente del Grupo Muriel.
Por otro lado, el colectivo palentino tiene previsto organizar una exposición itinerante con la última obra de Herminio Revilla con el fin de contribuir a una mayor promoción de la zona.