Torra apuesta por otro referéndum como única alternativa

EFE
-

El president cree que "volver a ejercer el derecho a la autodeterminación ya no tiene camino de retorno" y pide ayuda a los alcaldes afines a la independencia para que hagan fuerza y lograr su objetivo

Torra apuesta por otro referéndum como única alternativa

El presidente catalán, Quim Torra, ha instado este sábado a "superar la dinámica de la queja y la lamentación" y ha aseverado que su "compromiso con volver a ejercer el derecho a la autodeterminación ya no tiene camino de retorno" porque el independentismo está en "un momento clave".
Torra lo ha dicho en el Palau de la Generalitat, donde ha recibido a alcaldes de los municipios que han aprobado mociones de apoyo a los "presos políticos y exiliados" y de rechazo a la sentencia del procés convocados por la Asociación Catalana de Municipios (ACM) y la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI).
"El rechazo a la represión y a la sentencia debe ser implacable, pero no es suficiente: Ahora más que nunca no podemos desfallecer porque estamos en un momento clave y solo juntos tendremos la fuerza suficiente para acabar lo que empezamos", ha recalcado ante los representantes locales, entre quienes no se encontraba la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
Torra ha insistido en que el juicio del Tribunal Supremo fue "político" y su sentencia persigue "escarmentar" y enviar un "claro mensaje" disuasorio al soberanismo catalán, tras lo cual ha asegurado: "Lo volveremos a hacer, tozudamente, con el comportamiento democrático del pueblo de Cataluña".
Y, para lograrlo, ha abogado por "superar la dinámica de la queja" y transformarla en "una dinámica positiva, constructiva y tomar la iniciativa".
Así, después de recoger la moción suscrita por más de 800 ayuntamientos y entes locales y comarcales catalanes, Torra ha garantizado que, esta vez, el derecho a la autodeterminación "no será frenado ni por la represión, ni por las amenazas de un nuevo 155, ni por las multas, la prisión, las condenas preventivas o por ningún requerimiento del Tribunal Constitucional".
En su opinión, el apoyo del mundo local supone "una prueba de unidad" y es garantía para "hacer frente a la represión y forzar al Estado a dialogar", a la vez que sirve "para mostrar al mundo lo que es un Estado democrático sin miedo a la disidencia".
Ha agradecido también la presencia de los alcaldes que han acudido a la capital catalana por ser, ha dicho, "una prueba fehaciente de la vitalidad de mundo local y de radicalidad democrática" y ha destacado su papel "al lado de los líderes sociales y del Govern legítimo en la cárcel y el exilio" frente a "una sentencia ignominiosa".
Minutos antes que Torra, durante la inauguración del acto, el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha lamentado que muchos alcaldes "todavía arrastren" las investigaciones a las que se enfrentaron a raíz del referéndum ilegal del 1-O y les ha pedido "no retroceder".
"Tenemos que reafirmar nuestro compromiso con el derecho a la autodeterminación", ha señalado antes de negar que exista "un conflicto entre catalanes" y de reafirmar que la democracia "es la mejor manera de resolver problemas políticos".