La mediación penal posibilitó que 61 casos evitaran el juicio en 2013

ALBERTO ABASCAL
-

Los principales asuntos derivados durante el pasado ejercicio estuvieron relacionados con lesiones, quebrantamiento de deberes de custodia, injurias, amenazas, daños, hurtos e impago de pensiones

Imagen de archivo del interior del Palacio de Justicia de Palencia. - Foto: CESAR MANSO

En el año 2010 comenzó a desarrollarse en la Audiencia Provincial de Palencia, con el apoyo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y la participación del Ayuntamiento de Palencia y la Asociación para la Mediación (Promedia), una experiencia  piloto de mediación penal intrajudicial  que en mayo de 2012 se amplió con otro de mediación familiar.
A lo largo de 2013, la Diputación  Provincial de Palencia decidió prestar su apoyo a este servicio teniendo en cuenta el ámbito provincial en el que se desarrolla.
Pero, ¿qué es y en qué afecta a los ciudadanos? Como explicó en su puesta en marcha en 2010  Margarita Uría, vocal delegada en 2010 para la Mediación del CGPJ, sirve para desjudicializar la vida y que algunos asuntos «puedan dirimirse voluntariamente entre las partes» sin llegar a celebrar una vista oral o un juicio.
Entiende de casos de faltas penales, delitos contra la propiedad, el impago de cuotas alimenticias o incluso de relaciones laborales. «Se trata de involucrar a ambas partes, un acercamiento de posturas», aclaró  en su momento Margarita Uría.
Bajo este prisma, en estos años se ha producido un desarrollo del servicio de mediación gracias a la colaboración y el apoyo de jueces, fiscales y abogados, lo cual  se refleja en los datos de 2013, en los que se llevaron a cabo cuatrocientas sesiones de mediación, la mayor parte de ellas en el ámbito penal.
En este campo, remitieron  asuntos prácticamente todos los Juzgados de la ciudad y como novedad en 2013 se incorporó el Juzgado de Carrión de los Condes, y participaron también los Juzgados de Cervera de Pisuerga. En total, se tramitaron 93 procedimientos de los cuales quedaron cerrados 61.
Del total de procedimientos penales recibidos, el 88 % decidieron participar en el proceso de mediación y, de estos, el 71 % se resolvieron en el proceso de mediación.
Los principales asuntos derivados estuvieron relacionados con lesiones, quebrantamiento de deberes de custodia, injurias, amenazas, daños, hurtos, impago de pensiones, etc. El tiempo medio de resolución fue de entre 30 y 60 días.
Respecto a la procedencia de los usuarios el 55 % tenía su domicilio en la capital y el 45 % en municipios de la provincia, próximos a Palencia como, por ejemplo,  Villamuriel, Venta de Baños, Tariego, Grijota o Monzón de Campos, entre otras localidades.

MEDIACIÓN FAMILIAR. En el ámbito de la mediación familiar intrajudicial, que funciona desde 2012, se puede decir que colaboran también casi todos los Juzgados. Así, el número de expedientes tramitados en 2013 fue de 39 de los cuales se cerraron 31. Los asuntos fueron en su mayoría causas de divorcio y de modificación de medidas.   
Los aspectos más destacables en este campo de la mediación es que el 48 % de las personas a las que se le propuso este servicio decidieron no iniciarlo y, entre ellos, el 19 % no acudió, siquiera,  a la sesión informativa. Del 52 % restante que optó la mediación como vía de resolución de su conflicto familiar, un 44 % llegó a acuerdos totales o parciales.
Otro de los datos destacables es que el tiempo medio de duración del proceso de mediación en el ámbito familiar fue de entre 30 y 60 días y el ámbito geográfico del que procedían los casos era la capital; solo un 25 % de los usuarios tenía domicilio en los pueblos más próximos a la capital, fundamentalmente, en Villamuriel o Grijota, entre otros.