Un bien escaso

Carlos H. Sanz
-
Un bien escaso - Foto: Á“scar Navarro

El centro comercial Las Huertas redujo su consumo de agua en más de 14.000 litros durante 2018

El centro comercial Las Huertas ha disminuido su consumo de agua en más de 14.000 litros en 2018. Estos resultados son fruto de la puesta en marcha de Ahorra agua, es centro de vida, un programa diseñado por Carrefour Property, compañía gestora del centro, que contemplaba la aplicación de medidas para la reducción de los consumos de este bien escaso.
El proyecto ha logrado a nivel nacional un ahorro de más de 14 millones de litros  de consumo de agua en un año en los 28 grandes centros comerciales que gestiona la filial inmobiliaria del Grupo Carrefour, dato que equivale a la cantidad de agua necesaria para llenar seis piscinas olímpicas.
Esta iniciativa ha apostado por el desarrollo de diferentes medidas, entre las cuales Las Huertas ha implementado la instalación de grifos ecológicos (con reductores de caudal, aireadores y pulsadores temporizados o con sensores), la limitación en el flujo de descarga de inodoros, el mantenimiento y la revisión correctiva diaria del estado de la grifería y sanitarios; además de la utilización de un sistema de monitorización de consumos. 
Asimismo, Ahorra agua, es centro de vida ha contemplado acciones dirigidas a los clientes y operadores con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de adoptar hábitos respetuosos con el medio ambiente. Entre ellas, el centro ha desarrollado talleres de concienciación infantil y sesiones didácticas que se han llevado a cabo en las instalaciones del centro comercial.
Cristina Tejerina, gerente de centro comercial Las Huertas ha señalado que desde el centro están «muy orgullosos de haber participado en esta iniciativa y contribuir a mejorar el medio ambiente». «Desde Las Huertas seguiremos fomentando hábitos respetuosos con el planeta tanto entre nuestros clientes como entre nuestros comerciantes», comenta la gerente.
El centro comercial mantiene un firme compromiso con la sostenibilidad y promueve todas aquellas iniciativas que ayuden a concienciar sobre la importancia de desarrollar conductas para preservar el entorno.
Carrefour Property puso en marcha esta campaña en diciembre de 2017, con el objetivo de reforzar su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y de cuidado medioambiental, un área que cada vez cobra mayor protagonismo y que supone un eje crucial en su estrategia de futuro.
Además de las iniciativas antes comentadas, la filial inmobiliaria del Grupo Carrefour planteó diferentes iniciativas, como la utilización en todas sus flotas de máquinas limpiadoras ECO que optimizan y reducen el consumo de agua, la instalación de detectores de humedad para el riego, la creación de una red de irrigación por goteo en jardines y zonas verdes, la utilización de productos y materiales de limpieza biodegradables y la incorporación de estos protocolos y medidas dentro de los pliegos de condiciones con los proveedores con los que Carrefour Property trabaja para que se adecuen a este plan de ahorro. 
Además, la compañía se propuso  instalar progresivamente sistemas que permitan el aprovechamiento de aguas pluviales, una solución con la que ya cuentan en importantes espacios comerciales gestionados por la compañía.