Los vecinos de Barruelo esperan el encuentro con Sanidad

E.M.
-

Doscientas personas solicitan de nuevo el regreso de las urgencias médicas

Los vecinos de Barruelo esperan el encuentro con Sanidad

Un año, un mes y subiendo. Ese es el tiempo que vecinos de la zona de la Montaña llevan esperando a que se reabra el Centro de Atención Continuada de Barruelo de Santullán que se cerró el 17 de julio de 2018. De ahí, que no cesen en su empeño por lograr que este servicio regrese a la comarca y de nuevo acudieron a la llamada de la Plataforma Valle de Santullán.
Así, doscientas personas se concentraron el sábado por la noche en el Ayuntamiento barruelano, dado que la gerencia no dejó que lo hiciera en el centro de salud de la localidad. Desde las diez de la noche, vecinos de toda la zona fueron acercándose para mostrar su malestar por la supresión temporal de las guardias médicas. «Una decena de personas nos hemos quedado a dormir, pero desde las diez de la noche hasta las ocho de la mañana no ha dejado de pasar gente», explicó a este rotativo el alcalde de Barruelo, Cristian Delgado.
El regidor recordó que el siguiente paso será reunirse con la consejera de Sanidad, tal y como se ha solicitado desde el Consistorio, lo que se espera pueda llevarse a cabo este mes. «Nos dijeron que en septiembre contactarían con nosotros para concretar el encuentro que, si puede ser, me gustaría se desarrollara en el pueblo, para que vean sobre el terreno lo que estamos demandando», añadió.
Delgado tiene claro que la intención es que el Punto de Atención Continuada se reabra de nuevo. «Queremos que nos aseguren sí o sí que se va a restablecer este servicio, porque no entendemos que sea de otra manera», aseguró.
Además, otra de las reivindicaciones pasa por solicitar refuerzos para la zona básica de salud de Aguilar. «No queremos tener que seguir peleando por un servicio que está claro que se necesita, pues además de a los vecinos de Barruelo, también se atiende a los de Brañosera y a sus pedanías», insistió.
La concentración del sábado es una medida más de las que los vecinos vienen tomando desde hace tiempo, como el hecho de que cada sábado a las 13 horas se reúnan frente al centro de salud. Desde julio del año pasado no han faltado a su cita y, si la situación no cambia en las próximas semanas, continuarán haciéndolo hasta que se solucione un problema que consideran clave, entre otras cosas, porque afecta a miles de vecinos de la zona norte.