Arranca una campaña marcada por la salud de Rubalcaba

Europa Press
-

Los diferentes partidos políticos presentan a sus candidatos en una tradicional pegada de carteles en la que todos tienen presente al exsecretario general del PSOE

La apertura de la campaña electoral de cara a las elecciones del 26-M estuvo anoche marcada por el empeoramiento del estado de salud del exministro y exsecretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba. Su partido arrancaba el día con una prometedora encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) pronosticando la victoria socialista y augurando que detendría el poder en todas las comunidades en las que gobierna y sumaría a ellas la Comunidad de Madrid, aunque la noticia quedó empañada por el último parte médico emitido a media mañana por el hospital y que anunciaba que la situación de Rubalcaba era de "extrema gravedad" tras ser intervenido por un ictus. El hospital ha comunicado hoy que no habrá más partes médicos públicos, por expreso deseo de la familia del político.
A partir de dicho parte, destacadas figuras del socialismo español fueron visitando el hospital para acompañar a la familia, entre ellas el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que adelantó su regreso desde Rumanía, donde participaba en la cumbre informal de líderes de la UE. 
Los actos de campaña previstos en Madrid se vieron alterados y la dirección del PSOE optó por darles un perfil bajo y ceñir las intervenciones en la medida de lo posible al ámbito municipal, autonómico y europeo. 

Arranca una campaña marcada por la salud de Rubalcaba
Arranca una campaña marcada por la salud de Rubalcaba - Foto: Rodrigo Jiménez
Así, en el mitin de de por la noche, que marcó el inicio de la campaña, en un acto simbólico en la Puerta de Alcalá que sustituye a la tradicional pegada de carteles de medianoche, hora oficial en la que arranca la campaña. El secretario de Organización, Josél Luis Ábalos, arropado por los candidatos a la Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, Ángel Gabilondo y Pepu Hernández, respectivamente, así como la número dos en la lista europea, Iratxe García, o el secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco. 
Ábalos ha comenzado su corta intervención mencionando al "compañero Alfredo", y en su honor ha defendido hacer lo que él haría: "campaña para sacar adelante este proyecto" que tiene en mente a España como "proyecto común" que debe seguir avanzando en cohesión social y garantizando el modelo descentralizador de la actual España autonómica y mejorando la convivencia. 
La justicia social es además, ha defendido, la mejor receta ante los populismos, que se nutren precisamente de situaciones de desigualdad. 
Arranca una campaña marcada por la salud de Rubalcaba
Arranca una campaña marcada por la salud de Rubalcaba - Foto: Marta Jara Europa Press
Estas elecciones del 26 de mayo "no son una segunda vuelta" sino una oportunidad para ganar un nuevo frente. 
A pesar de la tristeza que produce en la familia socialista el estado de Rubalcaba, Ábalos ha hecho un esfuerzo por animar al escaso público congregado en la Plaza de la Independencia para escucharle bromeando con que el 28A finalmente ha centrado a Ciudadanos al situarlo "en el centro entre el PP y Vox".

 

Un correctivo a Sánchez

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, después de mandar su apoyo a la familia de Rubalcaba y al socialismo, instó a unir el voto en su partido para poner un "correctivo" al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en las próximas elecciones y que le resulte más difícil pactar con Podemos y ERC y otros partidos, en referencia a Ciudadanos.
En un acto por el inicio de la campaña electoral del 26M, en el Templo de Debod en Madrid, advirtió que "con menos PP hay más nacionalistas y más de Podemos" y reclamó que el centro derecha no vuelva a votar "dividido" como en las elecciones generales.

Arranca una campaña marcada por la salud de Rubalcaba
Arranca una campaña marcada por la salud de Rubalcaba - Foto: CIUDADANOS
Porque los comicios del 26 de mayo son "importantísimos" para que el PP vuelvan a ser el "contrapeso" al PSOE y que los socialistas "no lo tengan tan fácil" a hora de pactar con partidos que no quieren una España unida, ha indicado.

 

El freno de Ciudadanos

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, defendió la papeleta naranja el 26 de mayo al asegurar que "es un freno" para que Pedro Sánchez "no llegue más lejos" y se encuentre con el "contrapeso" de unas comunidades autónomas y ayuntamientos gobernados "con sensatez".
Así ha arrancado la campaña electoral de Cs para las elecciones autonómicas, municipales y europeas en un acto muy sencillo, que se celebró en la sede del partido de la calle Alcalá, con la participación de los candidatos a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid, Ignacio Aguado y Begoña Villacís, y el número uno de la lista europea, Luis Garicano.
Rivera, que ha insistido en reivindicarse como líder de la oposición, ha señalado que "al final del túnel de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias hay una luz naranja".

 

Un Gobierno "de izquierdas de verdad"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, vinculó la posibilidad de que en España haya un Gobierno "de izquierdas de verdad", en el que esté Podemos, al resultado de las elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo 26 de mayo.

Arranca una campaña marcada por la salud de Rubalcaba
Arranca una campaña marcada por la salud de Rubalcaba - Foto: JuanJo Martín
Iglesias argumentó que estos comicios "van a ser muy importantes en clave estatal" en el acto de pegada de carteles de la coalición de Unidas Podemos celebrado a medianoche en Leganés junto a las candidatas a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Serra, y al Parlamento Europeo, María Eugenia Rodríguez Palop.
"Del resultado de las elecciones municipales, autonómicas y europeas va a depender en buena medida que tengamos un gobierno de izquierdas de verdad", ha dicho el líder de Podemos, que aspira a conformar un gobierno en coalición con los socialistas.