'Iberdrola' se compromete a mantener el cupo a 'San Isidro y María' hasta diciembre

Rubén Abad
-

La compra del pozo de Velilla del Río Carrión Carbones San Isidro y María por parte de la compañía asturiana Minersa avanza a buen ritmo.
Así lo corroboraron los participantes en una reunión mantenida recientemente a puerta cerrada en el Ayuntamiento en la que estuvieron presentes el alcalde, Gonzalo Pérez; el responsable de carbones de Iberdrola, Ignacio Aranburo; el director de la Central Térmica, Ángel Ichaso, representantes de la sociedad asturiana y el secretario comarcal de UGT en Guardo, Carlos Mesa.
En ella, la compañía eléctrica se comprometió a mantener el cupo de carbón a San Isidro, 8.818 toneladas hasta fin de año, atendiendo a la designación establecida en su día por el Real Decreto de Garantía de Suministro.
Además, la mercantil ha mostrado su intención de negociar nuevamente los precios del carbón siguiendo los costes a los que se paga la piedra de importación a partir del 1 de enero de 2015, fecha en la que se liberalizará el importe del mineral.
Si todas estas negociaciones llegan a buen puerto, la explotación podría retomar la actividad «en un plazo de entre cuatro y seis semanas», aseguró el primer edil velillense.
En este sentido, Pérez Ibáñez apuntó que su Ayuntamiento «siempre está dispuesto a tender una mano a todas aquellas empresas que quieran instalarse en nuestro municipio ya que es una alegría para nosotros que siga habiendo compañías que apuestan por la Montaña Palentina».
Por este motivo, añadió que salió «realmente satisfecho del encuentro en el que ha habido un gran entendimiento entre las partes».
Por su parte, Carlos Mesa, insistió en que «es de agradecer la delicadeza y buena disposición que ha mostrado Iberdrola con esta mina de la que podrá obtener carbón a poco más de un kilómetro de Central Térmica de Velilla».
Además, el líder ugetista recordó que existe una «gran demanda de carbón en la comarca, tanto para las calificaciones que aún presientes en muchos hogares como para la propia Central, por lo que es muy interesante estrechar los vínculos entre todos los sectores implicados en este proceso».
Del mismo modo, concluyó que el sindicato al que representa «seguirá negociando para conseguir las mejores condiciones laborales y económicas posibles para los futuros operarios de Carbones San Isidro y María».