Una escuela con magia

E.M.
-
Una escuela con magia

A través de un proyecto de fomento de la lectura, Siervas de San José convierte su centro en una delegación del colegio Hogwarts y convierte a sus alumnos en compañeros de Harry Potter

«En los sueños encontramos un mundo enteramente nuestro». Esta frase de una de las sagas más famosas y exitosas de la literatura y el cine de los últimos años, Harry Potter, refleja la importancia de soñar e imaginar el mundo que uno quiere conseguir. Los alumnos del centro Siervas de San José de la capital tienen claro que es posible hacer realidad los deseos, pues se han convertido este curso en un delegación del Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería.
Una escuela con mucha magia es un proyecto que surgió de la necesidad de fomentar la lectura entre los alumnos y, para ello, decidieron incentivarlos a través del personaje del joven aprendiz y de sus amigos. Se trata de un programa transversal, que reúne diferentes asignaturas, al tiempo que se pretende motivar a los escolares para trabajar el aprendizaje cooperativo. 
Al comienzo del proyecto, según explican los profesores responsables, los alumnos recibieron una carta de bienvenida al colegio de magia y hechicería San José, tras lo que cada uno realizó su propia varita mágica que le acompañará todo el curso escolar.
Los alumnos están agrupados en distintas casas de Hogwarts, lo que les hace «reforzar el sentimiento de pertenencia a un grupo, potenciar el trabajo en equipo y colaborar entre todos para lograr un objetivo común», apuntan desde el centro educativo.
A lo largo del curso los estudiantes reciben puntos, según los criterios de los profesores y las materias que imparten. A ello se une que cada grupo va sumando puntos en actividades de clase voluntarias o concursos y juegos.
 Además se lleva a cabo un proyecto transversal, donde los alumnos trabajan  en las diferentes áreas curriculares. De esta manera, el objetivo final en el área de música es «conseguir tocar la BSO de la película para despertar al perro de tres cabezas, quienes lo consigan recibirán un diploma de la escuela de magia».
Como objetivo principal en el área de Lengua se ha propuesto la lectura del libro de Harry Potter, teniendo en cuenta el nivel educativo en que se encuentren los alumnos, por lo que en unos casos se leen capítulos o adaptaciones de la obra. Además, los alumnos de la ESO prepararán una pequeña representación teatral que expondrán a sus compañeros más pequeños a finales de abril. A ello se suma la idea de que los alumnos aprendan a expresarse escribiendo, para lo que se creará El Profeta, un periódico con noticias relacionadas con el colegio.
También se está trabajando está temática llevada a las asignatura de Educación Física, Ciencias Naturales y Plástica. Todo ello teniendo en cuenta que distintos rincones del centro se han decorado acorde a la temática y pudiera parecer que uno va a encontrarse de repente con el auténtico Lord Voldemort.
Parte de este trabajo culminará en la jornada del 23 de abril, coincidiendo con la celebración del Día del Libro, pues cada curso realizará diferentes actividades relacionadas con Harry Potter y su autora J.K. Rowling. Será entonces cuando se entreguen los premios de Poesía con magia, al tiempo que se escuchará la banda sonora de la película, tarea promovida por la profesora Raquel Macho. Además se podrán ver las obras de arte llevadas a cabo con los profesores Pilar Ramos, Agustín Martínez y Ruth Aída, así como la pintura realizada en la pared dirigidas por Sara Rebollar y A. Panibog.