La Virgen de Alconada traspasa fronteras

Rubén Abad
-

Sello, matasellos, sobres y una tarjeta postal conmemoran el 800 aniversario de la leyenda

La Virgen de Alconada traspasa fronteras

El cariño con el que las asociaciones filatélicas Palentina y Alavesa prepararon durante semanas la exposición de sellos con motivo del 800 aniversario de la leyenda de la Virgen de Alconada tuvo su recompensa en Ampudia. Decenas de vecinos abarrotaron el hospital de Santa María de la Clemencia (actual Oficina de Turismo) en la jornada inaugural de esta muestra de temática religiosa que allí se puede visitar hasta el domingo, de 10,30 a 12 y de 17 a 20 horas. 
Si la exposición está siendo un rotundo éxito desde que abrió sus puertas, misma suerte corrió el sello, el matasellos, los sobres conmemorativos y la postal prefranqueada ilustrada con un trabajo del pintor Ángel Benito Castañaga, cuyas ventas se contabilizaron por decenas.
Entre los asistentes a la inauguración se encontraba el alcalde, José Luis Gil, quien tuvo unas palabras de agradecimiento hacia los colaboradores, y el concejal de Turismo, José María Atienza, quien se mostró encantado por la repercusión que tenía para la localidad esta propuesta. 
También se dirigió al público Gregorio Gutiérrez, presidente de la Asociación Filatélica Alavesa, quien agradeció a los vecinos del pueblo su asistencia. Por su parte, Luis González, presidente de la Asociación Filatélica Palentina, dio las gracias por haberle permitido colaborar a fondo en la exposición y a la localidad, por haberse volcado en esta iniciativa gracias a la cual el nombre de Ampudia podrá viajar por el mundo entero.
Asimismo, intervinieron en el acto el presidente en funciones de la Asociación de Amigos de la Virgen, Luis José Peña, y el párroco, David Gutiérrez. El primero habló sobre la historia de la aparición de Nuestra Señora y el segundo hizo un breve comentario sobre la religiosidad de la villa y los pueblos del entorno, que sienten una gran devoción hacia la Virgen de Alconada.
Un vino español acompañado de los mejores manjares de la zona puso el broche de oro a un acto «sin precedentes» en este pequeño rincón de la comarca de Tierra de Campos.