«Saquen entradas para la final»

SPC
-
«Saquen entradas para la final» - Foto: LUKAS COCH

Djokovic se jugará el título ante Nadal tras apabullar a Pouille por 6-0, 6-2 y 6-2 y avisa de que el duelo ante el balear será trepidante

El serbio Novak Djokovic se lanzó ayer hacia la final, del mismo modo que hizo el pasado jueves Rafa Nadal, tras apabullar al francés Lucas Pouille por 6-0, 6-2 y 6-2 en lo que fue el primer enfrentamiento entre ambos.
Tras la victoria, el tenista de Belgrado alcanzó su séptima final en Melbourne Park, lo que le sirvió para igualar al suizo Roger Federer como jugador con más finales disputadas en la Historia del ‘major’ australiano.
Además, el balcánico confirmó su condición de bestia negra para los tenistas franceses después de conseguir su vigésimo séptima victoria consecutiva frente a jugadores galos en torneos Grand Slam.
‘Nole’, quien ganó sus seis finales disputadas en Melbourne, llegará a la cita más importante del torneo en plenitud física después de superar tanto los cuartos de final como las semifinales con una facilidad pasmosa.
Tan solo se valió de un set y medio para superar la ronda de cuartos como consecuencia de la lesión del japonés Kei Nishikori, mientras que en las semifinales no necesitó más de una hora y media de juego para sentenciar a Pouille.
Quien también asistirá fresco a la cita más importante del torneo será Nadal, después de que cerrara sus seis encuentros previos a la gran final sin ceder ningún solo set, así como por disponer con un día más de descanso respecto al serbio.
Con todo ello, la final de 2019 supondrá una reedición de la final más larga de la Historia del Grand Slam, la cual se disputó en 2012 y tuvo como ganador al actual ‘número uno’, quien venció por 5-7, 6-4, 6-2, 6-7(5) y 7-5 tras cinco horas y 53 minutos de juego.
El balcánico apuntó que el manacorí es el «gran rival de su carrera y será la guinda del pastel» de todos sus 52 duelos.  «Nadal ha estado históricamente durante mi vida como el rival más grande contra el que jugado. Algunos partidos han sido un gran giro en mi carrera», subrayó el serbio.