El campo reclama más extranjeros por falta de mano de obra

P. Velasco
-
Varios temporeros extranjeros recogen uva en la última campaña de vendimia. - Foto: Víctor Ballesteros

Los sindicatos exigen la recuperación de las comisiones provinciales sobre flujos migratorios que controlaban la contratación y las condiciones laborales en las que estos trabajadores venían a España

La pérdida de empleos en sectores como la construcción como consecuencia de la crisis económica provocó que más mano «local» desembarcara en el campo y volviera a realizar labores como la vendimia, la recogida del ajo o de la patata que en años anteriores habían copado extranjeros. La recuperación del ciclo económico ha devuelto al sector agrícola los problemas para encontrar jornaleros nacionales y de nuevo la necesidad de contratar a personal de fuera de España.
Solo en la última vendimia, en la que han trabajado unos 19.000 temporeros, según los datos facilitados por UGT, el sesenta por ciento era mano de obra extranjera. Y no solo para la recogida de la uva son necesarios, ya que la patata, el ajo, la fresa u otros productos agrícolas también han tirado de ellos. Y con la vuelta a las contrataciones habituales anteriores a la crisis, también han regresado los problemas por las condiciones laborales en las que realizan esta tarea, con trabajos «precarios», como señalan desde los sindicatos y con convenios colectivos que regulan estas situaciones y que incluso se encuentran por debajo del Salario Mínimo Interprofesional.
Ante esta situación, desde los sindicatos defienden la recuperación de los contingentes -grupo de personas que vienen a trabajar desde otros países ya con unas condiciones fijadas- que se organizaban antes de la crisis y que se siguen usando para la plantación de la fresa, por ejemplo. Además, reclaman la convocatoria de las comisiones provinciales de flujos migratorios donde se regulaba la contratación y que no se convocan desde el año 2008.
«Se cruzó la crisis y eso ya se quedó en desuso porque había trabajadores españoles provenientes del sector de la construcción que se incorporaban a tareas agrícolas. Nosotros hemos reivindicado que eso, a pesar del ciclo económico, se tiene que recuperar, volver a poner en marcha para conocer las necesidades que tienen los empresarios y ver cómo atendemos esa demanda de una manera regulada, controlada y evitar el fraude», señala Juan Manuel Ramos, responsable regional de Industrias Alimenticias de CCOO, que recordó que hace más de un año y medio se constituyó una mesa regional pero no se ha vuelto a convocar.
En el mismo sentido se pronuncia Sandra Vega, secretaria de Acción Sindical de UGT: «Es algo que demandamos. Antes había comisión de flujos migratorios en todas las provincias donde se comunicaban los incidentes y las irregularidades detectadas». Vega recuerda que el año pasado se convocó la comisión regional que no se ha vuelto a reunir, aunque cree que la demora puede deberse al cambio de Gobierno.