scorecardresearch

25-N: Impotencia, dolor y rabia en la Montaña Palentina

Rubén Abad
-

Tejiendo Cambios monta una exposición itinerante de fotografías en la que pone el acento en las secuelas físicas del maltrato. Las modelos son oriundas de la Montaña, maquilladas por Ana Isabel Pérez y retratadas por Victoria Díaz

25-N: Impotencia, dolor y rabia en la Montaña Palentina

Caras conocidas, mujeres con las que cualquier vecino de la Montaña Palentina se puede cruzar en su día a día. Esto es lo que se van a encontrar quienes asistan entre el viernes (inauguración a las 18 horas) y el 11 de diciembre a la Casa de los Leones de Cervera de Pisuerga, de cuyos muros cuelga una exposición de duras fotografías que ponen el foco en la violencia machista. «Podemos ser cualquiera. La violencia de género nos mata, negarla también», defiende la Asociación Tejiendo Cambios, promotora de esta iniciativa itinerante que echa a andar en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.  

Para conseguirlo, varias socias fueron retratadas tras maquillarse con las secuelas físicas del maltrato en un extraordinario trabajo de la maquilladora, Ana Isabel Pérez, y la fotógrafa, Victoria Díaz. Imágenes llenas de simbolismo que generan dolor, rabia e impotencia y que invitan a la reflexión y dan la sensación de claustrofobia, cansancio y de que algo no funciona. 

Con esta exposición se pretende mostrar, ante quienes niegan la mayor, que la violencia de género no solo existe, sino que puede ser víctima cualquiera: «desde tu profesora hasta tu enfermera o la cajera del súper». Con ella se anima también a denunciar no solo a las víctimas, también a su entorno. Y es que, como señalan, «podemos ser testigos de ella cualquiera, siendo víctimas de ella nuestras amigas, familiares, vecinas y compañeras de trabajo».

En paralelo, Tejiendo Cambios ha programado en Aguilar para el 25-N una charla en el instituto, una mesa informativa en la plaza de España (11-14 horas) y una concentración en el mismo lugar (20 horas), donde se encenderá una vela por cada una de las 38 mujeres asesinadas en lo que va de año.