scorecardresearch

Los ocho beneficios de la vitamina C en los meses más fríos

Europa Press
-

Los ocho beneficios de la vitamina C en los meses más fríos

La vitamina C, también llamada ácido ascórbico, es esencial para el funcionamiento del organismo y para estimular el sistema inmunitario. El cuerpo no la puede fabricar, por lo que se debe ingerir mediante la dieta. Esta vitamina se encuentra en alimentos como el kiwi, la naranja, los frutos rojos, el brócoli, el tomate o la coliflor. Juice Plus+ explica los 8 beneficios que tiene la Vitamina C para el organismo, especialmente en invierno.

1. Previene resfriados. En estos meses en los que se producen resfriados comunes la vitamina C es esencial para ayudar a prevenirlos o, en caso de sufrirlos, que sea con una duración menor o con síntomas más leves.

2. Contribuye a la formación de colágeno. Este es fundamental para el buen funcionamiento de los dientes y las encías y para el de los vasos sanguíneos. La vitamina C también ayuda a sanar las heridas y formar tejido cicatricial.

3. Ayuda a la protección de las células frente al estrés oxidativo. El estrés oxidativo se puede llegar a producir a causa de un desequilibro entre los radicales del oxígeno que dañan a las células y los antioxidantes protectores. Y como consecuencia tener un impacto en el ADN.

4. Previene el envejecimiento de nuestra piel. En estos meses de tanto frío es importante hidratarla bien y cuidarla para que no se estropee. La vitamina C es vital para su mantenimiento, además de prevenir el envejecimiento y la aparición de nuevas arrugas.

5. Ayuda a reducir los niveles de vanadio, un mineral responsable en cierta medida de provocar depresión. La vitamina C contribuye a disminuir los cambios en el estado de ánimo y el estrés psicológico en estos meses grises de lluvia, y aporta energía para superar los días con una mejor actitud.

6. Produce carotina, una molécula que transforma la grasa en energía. Ésta resulta esencial para el organismo, ya que tiene una acción antioxidante, reduce los factores de riesgo cardiovascular y contribuye a la visión, entre otras propiedades.

7. Asimila el hierro en nuestro cuerpo. Se deben combinar los alimentos ricos en vitamina C con los alimentos ricos en hierro. Por ejemplo, lo ideal sería comer una naranja después de un plato de legumbres.

8. Potencia la luminosidad de la piel devolviéndole un aspecto saludable, minimizando la irritación en las pieles sensibles y reduciendo las manchas solares.

ARCHIVADO EN: Estrés, Depresión