El año 2019 se salda con 594 parados menos

A.Abascal-B. Iglesias
-

Los datos del Ministerio indican que entre septiembre y diciembre el número de desempleados aumentó en 945

El año 2019 se salda con 594 parados menos

Se esperaban con interés los datos del desempleo que ofrece el Ministerio de Trabajo, más que nada porque acaba un año y se pueden hacer valoraciones y comparativas para conocer cómo han transcurrido las cosas en un 2019 que ha pasado a la historia. Y según estos datos, ofrecidos por el Ministerio de Trabajo, hay dos lecturas para la provincia de Palencia: una buena y otra mala. La buena es que en términos estadísticos el desempleo tuvo un comportamiento favorable puesto que un total de 594 personas (una reducción del 6,19 por ciento) abandonaron las listas del paro, tocando fondo en agosto cuando el número de parados fue de 8.063, es decir 1.539 personas menos que los registrados a 31 de diciembre de 2018 con 9.602 parados.
La lectura menos positiva habría que buscarla a partir de septiembre puesto que desde este mes y hasta diciembre las listas volvieron a engordar en la friolera de 945 personas; es decir, el último cuatrimestre del año ha sido letal para el empleo en la provincia de Palencia. De hecho, diciembre sumó 399 desempleados, a los que habría que añadir los 68 de noviembre, los 467 de octubre y los 11 de septiembre.
Por de pronto, las listas del Ecyl suman 9.008 parados, una cifra que aún está lejos de los 7.262 registrados a fecha de 31 de diciembre de 2007, justo en los inicios de la gran crisis económica y financiera que ha padecido el planeta.

A NIVEL REGIONAL. Por lo demás, el paro cayó en Castilla y León en 7.491 personas en 2019, hasta cerrar el ejercicio con un total de 139.874 desempleados, con una merma porcentual del 5,08 por ciento en la variación interanual que situó a la Comunidad a la cabeza de las autonomías, frente a un descenso nacional paralelo del 1,21 por ciento, hasta los 3.163.605 parados. 
Por su parte, el número de desempleados se redujo en la Comunidad en el duodécimo mes del año, en relación a noviembre, un 0,78 por ciento (1.099 menos), mientras que a nivel nacional el descenso fue del 1,08 por ciento, según los datos ofrecidos ayer  por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. En este último mes se formalizaron 69.986 contratos en la Comunidad, un 7,98 por ciento más que un año atrás, y el 92,48 por ciento de los mismos fue de carácter temporal.
El descenso del desempleo fue generalizado en todas las autonomías en el análisis interanual. Tras Castilla y León se situaron Asturias, con una reducción del 3,91 por ciento y Murcia, con un 3,32 por ciento de parados menos. 
Por el contrario, se contabilizaron aumentos del 2,08 por ciento en Baleares y del 1,08 por ciento en Navarra. En la evolución anual, los datos de paro bajaron en todas las provincias de la Comunidad. Los descensos más pronunciados en términos porcentuales se registraron en Zamora (7,1 por ciento y 841 parados menos); Valladolid (6,91 por ciento y 2.163 desempleados menos); en Palencia (6,19 por ciento y 594) y León (6,03 y 1.835). Mientras, en Salamanca el dato cayó un 4,15 por ciento, con 955 inscritos menos en las listas; en Segovia un 4,08 por ciento (286); en Ávila, un 2,61 (302 menos); en Burgos, un 2,33 por ciento de bajada (439 personas que encontraron empleo); y en Soria, que con un 2,03 por ciento y 76 personas menos fue la provincia con una evolución más moderada en términos porcentuales.

agentes sociales. Las reacciones no se hicieron esperar. El secretario provincial de UGT, Julián Martínez, opinó que el pasado mes de diciembre se ha caracterizado por un «dato extraordinario» al aumentar los contratos un 30 por ciento respecto al mismo mes de 2018, pero achacó esa subida a la alta cifra de temporales, lo que supuso un 31 por ciento más. «Rechazamos sobre todo que en Palencia se mantiene una temporalidad excesiva con contrataciones de corta o muy corta duración, mientras la tasa de indefinidos en el acumulado de todo el año fue de cinco de cada 100, la más baja de Castilla y León de forma histórica», aseguró.
En opinión de Benjamín Castro, presidente de la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF), la cifra es «positiva» en el dato interanual, pero añadió que en los últimos trimestres se vio «un frenazo» en la creación de empleo. En su opinión, «es necesaria una seguridad y eso lo da la constitución de un gobierno estable. Ojalá me equivoque pero por los ejercicios de equilibrio para formarlo la cosa no está clara. Exigimos que se aplique la subida salarial pactada para reducir tímidamente la pérdida de poder adquisitivo», añadió. Además, precisó que hay borrasca en Europa y es clave la responsabilidad». En empleo público apeló al pacto de 2018 para avanzar en lo perdido y acabar poco a poco con la temporalidad.
Además, el secretario provincial de CCOO, Juan Carlos González, señaló sobre la cifra de desempleo en el cómputo del año que aunque haya descendido «es muy similar a los datos de años anteriores». A su vez, precisó que en diciembre los contratos en servicios «han neutralizado el impacto de la supresión del tercer turno de Renault». Igualmente, subrayó que llama la atención el dato de la afiliación a la Seguridad Social, con 162 más respecto al año pasado. «Ha habido mayores ingresos y en ello tuvo repercusión la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI)», comentó. No obstante, puso de manifiesto que respecto al pasado noviembre Palencia fue la provincia de la región en la que más descendió en cotizantes con 1.133 menos, lo que supone 1,74 por ciento menos «y se trata de un dato muy negativo», añadió. En cuanto a los contratos, han subido los temporales más de un 31,20 por ciento y los indefinidos han bajado más de un 4 por ciento y «esto es malísimo», concluyó.
En el lado de la patronal, el presidente de la Confederación Palentina de Organizaciones Empresariales (CPOE), José Ignacio Carrasco, concretó que los datos del desempleo reflejan una desaceleración ya que se inició 2019 con 800 desempleados menos y la cifra se ha reducido en 594 a final de año. «Esto se debe a la incertidumbre política y no parece que mejore», indicó. Así, valoró positivamente el dato interanual, y aunque la tendencia es que pueda bajar el paro se espera a ver quién gobierna. «La percepción que tienen los empresarios no es buena, ya que si se hace una contrarreforma de la reforma laboral se pueden producir despidos. Así, en diciembre se contrató a mucha gente en hostelería y comercio, pero es dudoso que se mantenga ese empleo», auguró.