Intentan llegar hasta Julen a través de un tunel lateral

SPC
-
Intentan llegar hasta Julen a través de un tunel lateral - Foto: ALEXZEA

Las autoridades consideran que esta opción es la más segura para recuperar al pequeño, que contará con la ayuda de una brigada de salvamento minero para los últimos metros de la galería

En una autentica lucha contra el reloj desde que presuntamente se cayera el pasado domingo el niño de dos años Julen por un pozo de 100 metros y 25 centímetros de diámetro en Totalán (Málaga), los equipos de rescate se afanan en plantear la mejor solución para llegar hasta el pequeño. Los técnicos comenzaron ayer a abrir un túnel lateral y horizontal de entre 50 y 80 metros, aprovechando la pendiente de la montaña, para intentar llegar adonde se supone que se encuentra Julen, según informó la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez.
Los trabajos comenzaron a las siete de esta mañana, después de que los operarios llevaran horas succionando la tierra bajo la que podría encontrarse el niño, y dado que las máquinas empleadas encontraron una masa compacta que no se puede extraer, a 73 metros.
Además, una brigada de salvamento minero, dependiente del Principado de Asturias, se desplazó en un avión de Defensa hasta Málaga para realizar manualmente los últimos tramos de la galeria de 80 metros que conecte con el pozo donde se supone está Julen. 
La subdelegada del Gobierno explicó que esta es la alternativa más segura de las tres opciones que desde el pasado lunes se barajan.
Hay cuatro factores condicionantes en el operativo, indicó Gámez: la seguridad del pequeño, emplear el menor tiempo posible y la orografía del terreno, que dificulta los trabajos y la seguridad de los efectivos que están trabajando.
También se valora la posibilidad de emplear un georradar para hallar al niño, que actuaría como una especie de radiografía del cerro donde se busca a Julen.
La Casa Real también se interesó por las labores de rescate. En concreto, Doña Letizia telefoneó al alcalde de Totalán para mostrar su solidaridad con los padres de Julen.
Mientras, el empresario que realizó la perforación del pozo hace un mes, Antonio Sánchez, sentenció que selló el pozo. «Alguien quitó la piedra después y Julen cayó».
Otro pocero experto, Francisco Barranquero, señalo que «es casi imposible que esté ahí». «La apertura solo tiene un palmo de anchura. En ese espacio yo he recuperado martillos. ¿Es posible que un bebé no se quede atascado?», subrayó.