"Es un trabajo que merece la pena. Aporta seguridad"

Carlos H. Sanz
-

Manuel Santos es uno de los 122 trabajadores que entraron en el plan de empleo de 2018, y uno de los que se ha beneficiado de un contrato de un año. El pasado agosto entró a formar parte del servicio de información ciudadana

"Es un trabajo que merece la pena. Aporta seguridad" - Foto: Á“scar Navarro

Manuel Santos es uno de los 122 trabajadores que entraron en el plan de empleo de 2018, y uno de los que se ha beneficiado de un contrato de un año. El pasado agosto entró a formar parte del servicio de información ciudadana que el equipo de Alfonso Polanco puso en marcha, los agentes azules que velan por informan sobre el cumplimiento de la ordenanzas.
«Estoy supercontento, la verdad es que es un trabajo que merece la pena porque se hace en beneficio de los ciudadanos», comenta Manuel Santos, que accedió a este puesto con 60 años, a punto de alcanzar su jubilación. «Llevaba cuatro años en paro, aunque de forma discontinua, y saqué el título de vigilante de seguridad y colaboraba con alguna empresa para cubrir fines de semana y descansos. Me apunté y me eligieron», comenta.
Antes, Manuel Santos trabajó durante años como vendedor de piensos, hasta que llegó la crisis al sector lácteo. «Con los planes de abandono y la pérdida de cupos la producción cayó en picado», explica. Este contrato del plan de empleo le ha dado una tregua a los últimos años de su vida laboral. «Obviamente, un contrato así te da una gran seguridad. En mi caso, además, me va a permitir completar mis últimos años de cotización para complementar mi jubilación», señala. «Solo puedo dar las gracias al alcalde, al concejal de Seguridad Ciudadana y al jefe de la Policía Local por el trato y la ayuda que me han dispensado», añade.