Un sueño hecho realidad

Saray Hernández
-

Estela Belmonte se dedica de forma profesional a la música en a la Orquesta Tornado y recorre Castilla y León

Un sueño hecho realidad

Su afición por el baile surge desde bien pequeña. Nacida en Barcelona, Estela Belmonte llegó a Palencia con 4 años para vivir en Grijota. Siempre le ha llamado la atención la música y el baile hasta el punto que dedicarse a ello de forma profesional se convirtió en su sueño más deseado. Ella destaca que en la familia de su padre tienen «una vena artista» y sus dotes para ello provienen de sus raíces. Además de su profesión musical, Belmonte cursa Educación Primaria en el Campus de La Yutera de la Universidad de Valladolid y es profesora de danza en la Escuela Bella Luna.
Belmonte señala que al principio no se tomaba en serio este «sueño», pero con 12 años acudió por primera vez a la academia Bordón, una escuela de canto. «Durante mi paso por la escuela aprendí a modular y manejar mi voz», afirma. Fue en ese momento cuando se dio cuenta de que con trabajo podría conseguir su objetivo. «Era algo que tenia tan idealizado y con lo que había soñado tantas veces, que cuando ocurre no te das cuenta de lo que estás viviendo en este momento», comenta.
La forma en la que Belmonte llegó a formar parte de la orquesta tornado es «realmente increíble», destaca la cantante. Ella se encontraba en la Feria del Pan de Grijota y como en ocasiones anteriores, subió a un camión-escenario a cantar. «Estaba de fiesta y subí al escenario como siempre. Jamás pensé que ocurriría lo que llegó a pasar», anota. Aquel día, hace un año aproximadamente, unos ojeadores la grabaron y alrededor de seis meses después la informaron de que querían realizarla una prueba y paso a formar parte de una orquesta de nueva creación.
«No era consciente de lo que estaba viviendo», indica. Recuerda el momento en que se fueron a hacer las fotos a Santander para el cartel de la orquesta y los primeros ensayos con el grupo. «Mi sueño comenzaba a tomar forma, no me creía que esa que cantaba era yo», asegura. También, explica que a parte del entusiasmo, estaban presentes los miedos y nervios. «Una vez que has llegado hasta aquí, quieres hacerlo todo bien. No puedes permitirte ningún fallo», subraya. Pero también apunta que ha ido consiguiendo la fuerza necesaria para «armarse de valor» y realizar su sueño.
No solo fue consciente de que su vida iba a cambiar bastante a partir de esta oportunidad, sino que también tendría que dejar cosas de lado. «Tenia que dejar la fiesta, emplear más tiempo en ensayar, cuidarme más y trabajar duro. Es algo por lo que había luchado durante mucho tiempo y debía mantenerlo».
 El grupo de artistas de la orquesta Tornado está compuesta por un total de siete integrantes. El jefe es Miguel Ángel Bello, que además participa en la orquesta tocando el teclado. El bajo lo toca Ezequiel Regidos, la guitarra eléctrica Emilio José García y la batería Luis Miguel Quintero. Entre los cantantes están Aroa Lázaro, David López y Estela Belmonte. El conjunto recorre los distintos pueblos de Castilla y León en una caravana para dar sus espectáculos. Ya han realizado unas trece fechas, entre las que destacan Husillos y Villalcázar de Sirga en la provincia de Palencia. 
Estela es vocalista, pero a parte intenta aportar sus conocimientos de baile en la actuación. «No soy bailarina como tal dentro de la orquesta, pero también intento sacarle el máximo partido al baile ya que se me da bien», apunta. Entre los artistas que más le gusta interpretar destaca Isabel Pantoja y canciones antiguas, «estos artistas me traer recuerdos de mi infancia y son las canciones con las que aprendí a cantar», puntualiza. 
‘La voz’. Belmonte se presentó al concurso de televisivo La Voz Kids cuando tenía 12 años. Ella explica que la primera prueba consistía en un casting a través de Internet en el que aquellos que querían participar subían su vídeo a la web. «Me  grabaron mis padres en el baño porque hacia eco y se escuchaba mejor», recuerda la cantante. A pesar de su esfuerzo, no consiguió lograrlo. Ahora, con 19 años y una carrera musical más avanzada se anima a presentarse de nuevo al concurso. “Volveré a presentarme. Lo quiero seguir intentado y no voy a dejar de insistir, quiero hacer otro sueño realidad», concluye.



Las más vistas

Local

SMP prescinde de 150 trabajadores eventuales

El proyecto con Ford arrancó hace más de un lustro e hizo que la auxiliar del automóvil llegase casi a duplicar su plantilla. Aunque el reajuste era esperado, desde CCOO hablan de «trauma» para muchos empleados