El sueño era Real

Alberto Moreno
-

El Becerril aguantó el 0-0 36 minutos, para luego llegar la avalancha donostiarra

El sueño era Real - Foto: Óscar Navarro

cd becerril. Sevi, Diego Martín, (55’ Guti), Kike, (63’ Isma), Merino, Varo, Sierra, Riki, Carlos, David, Melero (67’ Adri) y Kuko.
real sociedad. Moyà, Zubeldia, (65’ Oyarzábal), Willian José, (46’ Isak), Januzaj (65’ Portu), Ahien, Rubén Pardo, Sagnan, Gorosábel, Barrenetxea, Sangalli, Le Norman.
árbitro. Mario Melero López. Colegiado andaluz de Primera División. Asistido por Manuel ÁngelTorre Cimiano y José Luis Martínez Serrato. También hubo cuarto árbitro, David Cambronero González. Amarillas para los morados Diego y Kike.
goles. 0-1, min. 36: Le Norman.0-2, min. 44:Januzaj.0-3, min. 46:Januzaj.0-4, min. 49:Rubén Pardo.
0-5, min. 62:Januzaj.            0-6, min. 66:Isak            0-7, min. 67:Portu.            0-8, min. 77:Isak.
incidencias. Cuarto lleno en los 13 años de historia de La Balastera. Se encendieron todos los focos del estadio, incluidas las columnas de las torretas, ofreciendo un aspecto espectacular. Intensa lluvia, lo que provocó que muchos espectadores se sentasen en las escalerasMariano Haro realizó el saque de honor.
 

El sueño era real. Real Sociedad. La bella historia del Becerril acabó ayer, cayendo ante el equipo donostiarra. Pero el cuadro morado ya había ganado el partido de antemano y por goleada, la que posteriormente acabó recibiendo de un enorme rival. 
Fue capaz de llenar un estadio donde impera el cemento. Fue el equipo de los diez beneficiados por el nuevo formato que más público llevó (Riazor, por ejemplo, estaba desierto en elBergantiños-Sevilla). Fue el club que más interés mediático se ganó, con reportajes en todas las televisiones y en el periódico más vencido del país, elMarca.
Ha sido capaz de ganarse el corazón de todos y ha puesto a Becerril de Campos en el mapa. Transformar todo ello en una campaña publicitaria hubiese significado miles de euros, por no hablar de millones. 
El fútbol es el único deporte en el que un pez pequeñito se puede comer a un  tiburón, en el que David puede muchas veces con Goliat. Por eso despierta pasiones.Pero no siempre es posible y ayer fue uno de ellos. Era tanta la diferencia entre un equipo amateur que ocupa puestos de descenso a Regional y otro profesional que lucha por meterse en la Champions que acabó dejándose notar y de qué forma. 
La Real Sociedad no vino de paseo, las palabras de su técnico señalando que les hace mucha ilusión esta Copa no eran un brindis al sol. Desplegó todas sus armas y calidad ofreciendo un gran espectáculo. Dicen muchos que es el equipo que practica un fútbol más vistoso en el fútbol español. Ayer demostró que algo de cierto hay. Duele un 0-8, es cierto, pero los donostiarras honraron la competición y también a su rival.
El Becerril aguantó  36 minutos su portal a cero, lo que ya era meritorio. Le esperó atrás a la Real Sociedad, cerrando espacios, pero es tanta la calidad que atesora que a base de toque los acaban encontrando. El belga Januzaj destrozó la defensa morada, siendo una pesadilla para Kike. Sevi, que de nuevo se puso la capa de héroe, pese a la goleada encajada,  prolongó con sus extraordinarias intervenciones el sueño de la sorpresa. Cada acción local, no necesariamente ofensiva, era jaleada por una grada entregada. El Becerril perdía pronto el balón, se precipitaba cuando la Real le daba un pequeño respiro. Sus opciones atacantes se  centraban en sus saques de banda largos y aprovechar la caída, con disparos lejanos de Kike incorporado a la segunda línea.
Era evidente que tarde o temprano iba a llegar el gol visitante. Lo hizo de la forma más inesperada, tras una acción a balón parado, tras uno de los numerosos saques de esquina cedidos. Uno de los centrales guipuzcoanos, Le Norman, aprovechó el barullo para marcar el primero. Pero el que más daño hizo fue el segundo, al borde del descanso. Y la puntilla llegó segundos después de la reanudación. Januzaj acabó con estos dos goles con la resistencia palentina.
A partir de ahí, festival de una Real Sociedad que le dio un ritmo más vivo al juego, al que de ninguna forma pudo responder el Bece. Sevi seguía realizando paradas inverosímiles, pero no pudo evitar que fuesen cayendo los goles. Lluvia de goles y lluvia de agua, que no paró durante todo el partido.
Los cambios de la Real, con tres titulares, Isak, Portu y el internacional Oyarzábal, no hicieron más que darle más poderío a la Real Sociedad, que ofreció un bello espectáculo ante un voluntarioso equipo local. Goleada en el césped de los blanquiazules, ayer de verde, pero goleada mediática de unBecerril que ayer vivió un sueño Real. Real Sociedad.