En contra de la desafectación de una vía pecuaria en Monzón

Rubén Abad
-

La Asociación de Naturalistas Palentinos (ANPA) y Ecologistas en Acción (EeA) presentaron alegaciones contra la desafectación de la vía pecuaria Colada de Palencia al Monte El Rey

En contra de la desafectación de una vía pecuaria en Monzón

La Asociación de Naturalistas Palentinos (ANPA) y Ecologistas en Acción (EeA) presentaron alegaciones contra la desafectación de la vía pecuaria Colada de Palencia al Monte El Rey, en el término municipal de Monzón de Campos. Según explican, la empresa Monte El Raso presentó ante la Junta de Castilla y León una propuesta de desafectación de esa vía pecuaria, que discurre parcialmente por el interior de una finca privada perteneciente a la empresa. 
Desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente se emitió un «pobre informe» de apenas tres folios que propone la innecesariedad de la vía y una vez aprobada la desafectación, la posterior enajenación de los terrenos, que pasarían de formar parte del patrimonio público a ser un bien totalmente privado. Para ambas agrupaciones ecologistas, ese informe «supone un retroceso importante en la defensa del dominio público».
Las asociaciones consideran «inadmisible» que la administración autorice que un bien de dominio y servicio público pierda esta naturaleza para incorporase al ámbito privado, en beneficio de un particular concreto, y censuran la «falta de diligencia» por parte del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León durante 25 años, ya que se trata de una finca totalmente vallada y que no permite el acceso para uso y disfrute público.
ZONA DE CONSERVACIÓN. La vía pecuaria citada coincide geográficamente con la Zona de Especial Conservación (ZEC) Montes Torozos y Páramos de Torquemada-Astudillo y sirve, a juicio de los ecologistas, de perfecta conectividad entre las dos zonas citadas y las riberas del río Carrión y afluentes. 
Por último, los grupos conservacionistas quieren incidir en la «gravedad» de unos hechos en los que la Junta de Castilla y León pretende «regalar sin pudor alguno» unos terrenos que pertenecen a toda la sociedad y a unos particulares para que desarrollen en ellos actividades económicas privadas.
A este respecto cabe señalar que las vías pecuarias son caminos de trashumancia que unen los lugares tradicionales de pastoreo de España para que los pastores y ganaderos puedan llevar el ganado caprino, ovino y bovino a los mejores pastos, aprovechando la bonanza del clima según la época del año.