400 jóvenes de tres campamentos buscan refugio

E.M.
-

La Guardia Civil trasladó a 63 scouts del Carmen, mientras que 200 jóvenes de San Antonio pasaron la noche en Resoba y 130 scouts de San Miguel en la localidad leonesa de Besande

400 jóvenes de tres campamentos buscan refugio

Como consecuencia del temporal de tormentas, con fuertes precipitaciones, rachas de viento intensas y aparato eléctrico que se dejó sentir en la madrugada del lunes al martes, decenas de niños y monitores que disfrutaban de unos días de campamentos en distintos puntos de la región, tuvieron que ser evacuados o trasladados a distintas dependencias.
Muchos de ellos eran palentinos que esta quincena participan con distintas organizaciones en este tipo de actividades. Los que se llevaron el mayor susto fueron los 53  menores y 10 monitores del grupo scout Barrio del Carmen de la capital que se encontraban de acampada en la pedanía de Ruesga, cuando el fuerte viento hizo que una de las carpas saliera volando.
A las 22 horas, la Guardia Civil recibió un aviso de la responsable del campamento expresando su preocupación debido a la tormenta que estaba cayendo. Hasta el lugar se desplazaron cuatro patrullas de la Guardia Civil, que procedieron junto al alcalde de Cervera, Jorge Ibáñez, a la evacuación de los menores. «Les llevaron hasta el consultorio médico de Ruesga, pero se quedaba pequeño y me solicitaron ayuda para alojarlos. Pensé que lo mejor era el pabellón municipal, pues allí hay calor, baños y vestuarios», explicó ayer el regidor cerverano. La Guardia Civil trasladó a los afectados por el temporal, que el mismo lunes habían llegado a la zona del campamento. «Algunos estaban asustados, pero pasaron bien la noche y al día siguiente, después de desayunar, regresaron a la campa», señaló el alcalde.
Al parecer, la zona de acampada  sufrió bastante deterioro, pero afortunadamente los  menores y sus monitores están en perfecto estado. Como también lo están los participantes en el campamento que organiza cada verano la parroquia de San Antonio, que se encontraban en Resoba.
El presidente de esta junta vecinal, César Redondo, destacó la rápida coordinación que tuvieron los responsables del campamento. «Tenían claramente organizado el plan de evacuación por si ocurría algo y la coordinadora se puso en contacto conmigo sobre las 10,30 de la noche. Me explicó que estaban intentando aguantar en el interior de las tiendas, pero que por precaución consideraban que era mejor buscar refugio», explicó Redondo. De ahí que rápidamente se procedió a abrir la iglesia, el consultorio médico y el teleclub, donde cerca de 200 personas pasaron la noche. «Los más pequeños fueron trasladados en coches y otros optaron por caminar hasta el pueblo, que está a unos metros de la pradera en la que se ubican», añadió el presidente de la junta vecinal de Resoba. Ayer por la mañana, tras el desayuno, regresaron para intentar restablecer la normalidad.
en león. Una situación parecida vivieron los integrantes del grupo scout San Miguel de Palencia, que pasan su campamento en el municipio leonés de Besande. Se trata de un centenar de miembros del grupo, más otros treinta jóvenes alemanes que han sido invitados este año a su actividad estival, que fueron trasladados unas horas hasta la parroquia, el telclub y un almacén de la localidad. Todo quedó en un susto y regresaron de nuevo a la campa para continuar disfrutando en los próximos días.