scorecardresearch

Ibáñez justifica la ley del juego para frenar los locales

SPC
-

El procedimiento para elaborar la norma se abre a las aportaciones, propuestas y sugerencias hasta el 8 de julio en el Gobierno Abierto

Ibáñez justifica la ley del juego para frenar los locales - Foto: Reyes MartÁ­nez

La Consejería de la Presidencia justifica la necesidad y oportunidad de aprobar una nueva ley del juego en Castilla y León para controlar la proliferación de establecimientos, proteger los derechos de los consumidores, la seguridad y la salud, con especial atención a los menores y a los colectivos de jugadores que puedan requerir una especial atención, y luchar contra el fraude.

El procedimiento para la elaboración del proyecto de ley por el que se modifica la Ley 4/1998, de 24 de junio, reguladora del juego y las apuestas en la Comunidad de Castilla y León se ha colgado hoy en el Portal del Gobierno Abierto de la Junta para recabar propuestas o sugerencias, hasta el próximo 8 de julio, como informó hoy el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, en las Cortes.

Se apuesta por la necesidad de políticas de juego responsable, prevenir el juego patológico y la protección de los consumidores, prestando especial atención a los menores de edad y a los colectivos más vulnerables o que presentan conductas compulsivas ante el juego y a las apuestas. Sin olvidar la necesidad de otorgar seguridad jurídica a este sector económico empresarial conjugando las medidas que se adopten con sus intereses, explica Presidencia en el Portal del Gobierno Abierto, consultado por Ical.

Entre los objetivos que se pretenden con la nueva norma, se destaca contener la proliferación de los establecimientos específicos de juego y apuestas en la Comunidad, incrementando las distancias a centros educativos y entre todos los establecimientos específicos de juego entre sí.

También, controlar la publicidad, promoción y patrocinio de las actividades de juego y apuestas, estableciendo las condiciones y limitaciones en que deba realizarse la publicidad, la promoción y el patrocinio de las actividades de los juegos y las apuestas en nuestro territorio.

Igualmente, la protección de los menores de edad, de los colectivos más vulnerables y de las personas con problemas de adicción, mediante la obligación para todos los establecimientos específicos de juego y apuestas de disponer de un registro de visitantes y control de acceso en cada una de las puertas de entrada a los establecimientos.

Además, establecer de manera clara y ordenada el régimen de derechos y obligaciones de los consumidores y usuarios de las actividades de juego y de apuestas.

Se pretende atender a la demanda social que reclama un mayor nivel de protección ante la actividad del juego de los grupos más vulnerables, articulando para ello todo un conjunto de instrumentos, cuyo fin esencial se sustente en la ordenación de este sector, para que su ejercicio sea moderado, proporcionado y responsable que mejore la valoración social de la actividad económico empresarial del sector del juego.

También, la protección de la salud pública en el ejercicio de las actividades de juego, endureciendo el régimen sancionador establecido en la Ley del Juego, especialmente en lo relativo a las infracciones por permitir el acceso al juego de menores y resto de personas que lo tienen prohibido.

Así, se adecuarán las infracciones a las nuevas prácticas de juego en continua evolución y a las obligaciones derivadas de la aplicación de las políticas de juego responsable y de prevención del juego patológico.