El PP urge contar con el informe de los daños de las riadas

Rubén Abad
-

Los parlamentarios nacionales presentan una PNL para demandar medidas económicas y de prevención para evitar nuevos episodios

El PP urge contar con el informe de los daños de las riadas - Foto: Óscar Navarro

Los parlamentarios nacionales del Partido Popular de Palencia presentaron una iniciativa en el Congreso de los Diputados y el Senado que reclama al Gobierno central para que, “a la mayor brevedad posible”, elabore el informe sobre los daños producidos por el temporal y las inundaciones que han tenido lugar en la provincia de Palencia entre el 18 y 22 de diciembre, clave para determinar y cuantificar el alcance real de los destrozos.

Un comunicado de la formación apunta que los diputados Milagros Marcos y Miguel Ángel Paniagual y los senadores Rodrigo Mediavilla, Jorge Domingo Martínez y Carmen Fernández han visitado y hablado con alcaldes y vecinos  de zonas afectadas. Fruto de esas conversaciones surge la Proposición No de Ley (PNL) para que se tomen medidas económicas para  paliar los daños producidos en la provincia, pero también de prevención para que, en el futuro, no se repitan algunas situaciones derivadas de la falta de mantenimiento de los cauces o de la necesidad de realizar obras de embalse que permitan almacenar el agua.

No en vano, la nota recuerda que la falta de actuaciones en esta última materia, ante situaciones como las sufridas en diciembre, no sólo causa daños, sino que impiden  su almacenamiento y aprovechamiento para regadío y consumo. Incluso, pide analizar la posibilidad de declaración de zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil en los municipios y comarcas afectados.

El texto de la PNL incide en las inundaciones en la capital y municipios de la provincia como consecuencia del desbordamientos de ríos y afluentes como el Carrión, Pisuerga, Arlanza, Ucieza, Camesa, Lucio, Burejo  y Valdavia, entre otros. Cita la inundación, el cierre y el derrumbe de puentes con el consiguiente bloqueo de comunicaciones, como en Villaescusa de las Torres o Palencia capital.

También, el hundimiento de tejados en edificios y naves como el caso del municipio de Polentinos en que el agua ha provocado la caída del tejado de la nave que custodiaba varios tractores de vecinos con la pérdida de maquinaria y el riesgo de problemas eléctricos; la inundación de un edificio histórico como el claustro del Monasterio de Santa María la Real en Aguilar de Campoo, San Andrés del Arroyo, o el Puente Romano de Nestár (declarado BIC) y que ha desaparecido totalmente y el desalojo de personas dependientes con dificultades de movilidad en el municipio  de  Barruelo de Santullán, lo que obligó a su realojo y atención en un hotel.