Cinco siglos de historia del vestir tradicional en Villada

DP
-

El etnógrafo Carlos Porro presentó ayer en la localidad su último libro, en el que un profundo trabajo de investigación se completa con más de 12o fotografías antiguas y de piezas originales

Cinco siglos de historia del vestir tradicional en Villada - Foto: JON QUINTANO PHOTOGRAPHY

El etnógrafo y estudioso de la tradición palentina y castellana, Carlos Porro, presentó ayer en Villada su último trabajo, La indumentaria tradicional de Villada, en el que repasa los 500 años de los usos y costumbres en el vestir de esta zona de la provincia, tras un exhaustivo repaso a los archivos históricos, la revisión de textos y la incorporación de más de 120 fotografías antiguas y de las piezas originales que se ha conservado.
Un auténtico tratado de la sociedad villadina que se completó con el recorrido por la sala de exposiciones de la localidad, que recoge en cientos de fotografías los 80 años de celebración del grupo de baile de la localidad en el período que va de 1939 a 2019.
«La memoria de la tradición oral sorprende cada vez más, aunque llevamos queriéndola sepultar muchas décadas; otras veces es la riqueza de las piezas testimoniales, manteos, capas, jubones, tapabocas o sayas originales y antiguas de uso familiar conservadas con cariño las que hacen brillar los ojos de los entusiastas de la indumentaria y otras, las más tiranas pero seguramente las más ricas y fidedignas históricamente son las documentaciones escritas que día tras días y año tras año se han conservado y ordenadamente colocado a lo largo de cinco siglos», explica Carlos Porro para evidenciar el concienzudo trabajo que hay tras ese nuevo libro.
Una obra que, asegura, no solo quiere dejar constancia de los estilos locales para el vestir popular del último siglo o siglo y medio que marcaron el traje regional, sino que repasa varios siglos de usos y disfrutes del vestir. «Casero y artesano pero también de modas e importaciones, pues esta villa terracampina de tiempos pasados siempre apuntó maneras como capital de los contornos y rodeada de las grandes villas cercanas, como Paredes de Nava, Sahagún de Campos o Villalón», comenta. 
Un interés por el folclore que a través de la Sección Femenina se plasmó en la creación de los diferentes grupos de coros y danzas en la villa, así como en los concursos en los que participaban, «donde quedaban restauradas las canciones y los bailes a medida que iban desapareciendo de las calles de los pueblos para refugiarse en los escenarios de los teatros o en los estadios de fútbol, donde se organizaban multitudinarias finales de las muestras folklóricas», detalla.
Esa tradición la mantiene viva hoy el Grupo de Danzas y Paloteo Carlos Casado del Alisal, que bajo la dirección de María Julia de los Bueis llegó a actuar por toda España, Francia y Portugal, así como en TVE; y que actualmente dirige Elena Herrero, la directora del grupo encargada de mantener las tradiciones de la villa, con José Luis Herrero, el músico oficial del grupo.