Unas 200 personas claman en defensa de la Dársena

Carlos H. Sanz
-

La asociación Salvemos la Dársena rechaza la construcción de «bloques de edificios de cinco alturas y viviendas unifamiliares» que plantea el PERI-5 aprobado por el Consistorio

Unas 200 personas respondieron ayer al llamamiento de la Asociación Salvemos la Dársena para mostrar su oposición al desarrollo urbanístico de los entornos de este paraje del Canal de Castilla que propone el Plan Especial de Reforma Interior 5 o PERI 5, impulsado por Inbroser y aprobado el pasado 14 de mayo por el Ayuntamiento. Un acto de protesta que recorrió el ramalillo y en el que se dejó muy clara su desacuerdo con «la construcción de bloques de edificios de cinco alturas y viviendas unifamiliares» en este paraje de singular riqueza patrimonial y natural.
María Tejedor, ayer portavoz de esta plataforma ciudadana,  fue la encargada de dar voz a un manifiesto en el que se abogó por «frenar el proyecto de construcción destructiva que se cierne sobre la Dársena y el  Canal». «Imaginad ladrillos y hormigón en vez de árboles y espacios abiertos que son motivo de salud para nuestros mayores y nuestros hijos», reclamó a los asistentes. «O, peor aún, imaginad vigas, hormigón, hierros y obras sin terminar. Es muy probable que se quedan sin acabar cuando se comprueben que no tienen compradores suficientes en una ciudad que desciende en población y en oportunidades de trabajo», aseveróTejedor.
Esta plataforma duda de que realmente se necesiten «300 viviendas nuevas en un espacio que hasta hace poco estaba protegido», y critica que «el Ayuntamiento haya decidido no poner ningún obstáculo a la construcción de 294 viviendas y 323 plazas de aparcamiento en estos terrenos», además de «hacerse cargo de buena parte de la urbanización planificada». «El Ayuntamiento no parece tener intención de parar este destrozo, pero sabemos que una movilización popular masiva les hará cambiar de opinión», añadió la portavoz. Para este colectivo, que presentará alegaciones a la aprobación definitiva del PERI 5, «Allende el Río tiene carencias  que deben ser subsanadas por el Consistorio  para poner en valor el barrio, y no hormigonarlo».

El acto contó con la presencia y respaldo de la Asociación Pata de Cabra, que ayer celebró una bicicletada que culminó en la Dársena para defender y promover el uso de la bicicleta.