Una asfixia que pudo ser... y no fue tanto

Sergio Borja
-

Villapún, pedanía de Santervás de la Vega, registra, por un error de la Aemet, la temperatura máxima de 47,9 grados centígrados, un hecho que habría sido histórico para la provincia

Una asfixia que pudo ser... y no fue tanto

La Agencia Estatal de Meteorología, Aemet, publicó el pasado miércoles, 24 de junio, unos datos erróneos sobre las temperaturas registradas en España. Esa gráfica apuntó que tanto el pueblo de Santervás de la Vega, como su pedanía, Villapún, registraron la temperatura máxima de toda la península a las 12,20 horas,  con 47,9 grados centígrados. 
 Debió ser un error, ya que actualmente, el récord de temperatura en España lo tiene el municipio cordobés de Montoro, que el 17 de julio de 2017 registró una temperatura de 47,3 grados centígrados.
 De hecho, indagando en la página web de la Agencia Estatal, la máxima registrada el día 24 fue también en Montoro, con una temperatura que alcanzó los 40,4 grados centígrados.
En palabras de Yolanda Sastre, vecina de Villapún, fue «un hecho erróneo, ya que no hizo ese calor, es un dato muy exagerado», aseguró. «No hemos llegado a 48 grados, ya que llovió y no creo ni que pasásemos de los 30», comentó sorprendida.  La localidad de Villapún, es una pedanía muy pequeñita, cuenta con tan solo 57 habitantes, aunque en verano llegan a ser «más de 120», alegó Yolanda Sastre.
Sus vecinos no suelen salir mucho a las calles del pueblo ya que «todavía hay miedo por la situación que estamos viviendo», expresó. «La mayoría de la población es mayor y tienen riesgo de contagiarse todavía», expresó Sastre. «Uno de los métodos que tenemos en el pueblo para paliar el calor, aunque no tengamos piscina ni aquí ni en Santervás, es refrescarse en casa bebiendo mucha agua y con ventiladores, aquellos que los tengan», alegó Sastre. 
Durante el día de hoy, el pueblo acogerá su ya tradicional fiesta de San Pelayo, aunque este año «no se celebrará por la Covid-19. Nos duele mucho no celebrarlo», expresó angustiada esta vecina.
Tan pronto como ha llegado el verano, las tormentas han hecho acto de presencia en toda Castilla y León, dejando un total de 161 rayos en Palencia. León tuvo más impacto (973), seguido de Zamora (946), Salamanca (273) y Valladolid (211). Si se habla de precipitaciones, sólidas como el granizo, entre otros puntos de la geografía provincial en que se registraron a lo largo de la jornada, cabe mencionar a Aguilar de Campoo, donde por la tarde cayeron de un tamaño importante aunque sin causar incidentes reseñables.